Etiquetas

, , , , , ,

 

Por: @shivayagonzalez

A veces por cosas del sino, me encuentro en una encrucijada entre el sentimiento y la razón emprendo el viaje ( recuerden no muy agradable para mi) y recorriendo el camino entre piedras, baches, o puentes invariablemente termino exponiendo mi alma a la gran prueba:» cuando quiero llorar no lloro, y cuando no quiero no paro de llorar…», tantos senderos recorridos creyéndome invencible, imperturbable, y en «total control» ,ahora me sonrió al verme y hasta me permito rearme de mi misma a carcajadas al recordar que solo yo en mi espejo .

No lograba descifrar que la emoción vive  en mi a flor de piel que es tan fácil verme desde ese ángulo que  es el real pero que trabaja profusamente en convencerme de lo opuesto,la oscuridad es necesario vivirla en algún momento de la existencia, hay que  conocerla, sentirla, oler la, pal parla porque como podría de otra forma saber que me encuentro en presencia de la luz, como obviar el esplendor de la magia en mi vida, como no agradecer con vehemencia al padre tanta bondad,cuando transitas el camino de la mente y subes a la cima del conocimiento ves todo desde otra perspectiva pero, te descubres en la soledad de esa conquista!

Y de repente cual llave que encaja en su cerradura en forma perfecta, percibe que en el andar en el afán dejaste abajo el corazón, y sin el sin su emoción la mente es solo un campo yerro y sin color, desciende la colina alegremente y abrazos ese sentimiento que perdisteis con pasión sintiendo te al fin completa ya no importa mucho la dirección de tus pasos el camino recorrido te lleva sin duda al estado de perfecta unión de «inteligencia emocional», herramienta fundamental del ser que quieres aprender a ser, en ese instante sublime descubro las lágrimas sobre mi rostro como una oración de liberación y ya no «necesito»( palabra detestable e irreal) ninguna especie de control así cómoda con la piel que hábito, pasando inadvertida entre otros muchos , me he ganado en buena lid el permiso a sentir a llorar a reír a amar manifestándose en mi esa gama de emociones que me acercan a dios a mis hermanos a la luz, al ser que algún día quiero llegar a ser, un abrazo desde la luz que proviene de reconocer mi propia oscuridad!