Por @nathywork03

Las fiestas y rutuales lunares del mes de Junio estaban muy relacionadas a la cosecha pero también a la llegada de las lluvias.

En los días de Luna creciente se celebra en Israel la fiesta de la maduración del primer grano. Las sinagogas se decoran con flores y para el banquete comparten leche, miel y una especie de torta llamada blintzes, está fiesta también se sigue celebrando aún.

En Egipto celebraban la unión sexual de la diosa de la belleza y sexualidad Hathor, con el dios Horus, está tradición se celebró durante años y llegó a Roma donde se creía que los matrimonios celebrados durante la luna llena de Junio serían muy felices y durarían toda la vida.

La Luna de Fresa o luna llena de junio lleva ese nombre porque era cuando los indios americanos comenzaban a recolectar las fresas salvajes.

Este año será la Súper Luna porque estará más abajo que el sol, estará en el signo de sagitario y se verá el martes 14 de junio.

Es probable que se sienta la necesidad de encontrar una nueva meta u objetivo para sentirse útil, ocupado o hacer algo nuevo.

Los indios hopi (tribu nativo americana) siguen celebrando hasta la actualidad durante la luna llena, un ritual donde entierran para devolver a la tierra unas muñecas mágicas que han tenido desde el solsticio de invierno para pedir al dios sol el crecimiento de sus siembras, cómo han obtenido cosecha, dejan descansar a las muñecas y le agradecen haber cumplido sus deseos. Como despedida el padre de los kachina pide a las muñecas que lleven los deseos de la tribu a la madre tierra y pidan lluvia a la abuela agua.

En la luna negra, en Grecia rendían homenaje y culto a Artemisa, diosa de la luna, los bosques y de la naturaleza, con el fin de pedirle protección para las cosechas.