Etiquetas

, ,

ESTRENANDODIA: Enviados a irradiar una luz que proviene de una fuente  infinita

@addais Los hechos se repiten a través de los siglos, puede cambiar los escenarios, personajes, instrumentos, pero siempre el trasfondo es el mismo, el guion se repite y cuál es esa trama de la novela?  por llamarlo de alguna manera, el sufrimiento.

La finalidad es mantener a la población enganchada a un ambiente de zozobra y miedo. Cada parte del planeta es tocada en su parte más vulnerable y allí se desata todo un torrente de energía que retrasa la verdadera realidad del ser y a la vez lo hace protagonista de un nuevo amanecer.

Sabiendo todo esto, que puedes hacer tú, ¿allí donde te encuentras? Quizás digas Nada, no tengo poder. Sin embargo, es todo lo contrario, puedes hacer mucho, aunque no pertenezcas a ese grupo selecto que mueve los hilos del planeta, aunque no tengas ni voz ni voto en las decisiones de tu país o de tu comunidad. Si estas allí, es porque algo importante puedes hacer.

Tu puedes irradiar tu luz. ¿Como? No conectándote a la corriente de miedo y angustia que ha sido desatada. Viviendo tu presente con total calma. Dejando de sufrir por aquello que no tienes control o no es de tu incumbencia. Pongamos un ejemplo, si allí donde te encuentras ves a alguien sufrir porque no tiene comida, dinero, casa, etc., tú lo auxilias dándole un plato de comida, o regalándole un pantalón, etc., Si esta acción lo haces desde la lastima, diciendo pobrecito, que situación tan terrible, no harás nada, solo darle más miedo y negatividad, le cortas su poder creador, su integridad. ¿Por qué? Porque lo que le estas dando va con una carga de miedo que unida a su carga de miedo se expande y crea más malestar y escasez. En este caso le abras aumentado su dolor, aunque le hayas mitigado el hambre temporalmente.

¿Qué haces en ese sentido? Da lo que quieras dar, desde la confianza en que se podrá recuperar, que podrá conseguir la solución para mejorar. Si está a tu alcance, dale trabajo, ayúdale a que consiga su propio sustento. No le des más miseria, haciéndole sentir que no puede con su vida.

Experiméntalo por ti mismo. Por otra parte, si te enganchas con los males mundiales desde la lastima y la impotencia, harás mas grande ese sufrir. Materialmente es posible que no puedas hacer nada, pero espiritualmente si puedes y si se manifiesta los cambios.

Esto es lo que ha ocurrido durante toda la historia. En un lugar se desata un mal, un daño e inmediatamente todos ven con ojos de sufrimiento al que esta caído, que no significa compasión. Se habla y se habla del tema, con gran dolor, pero hasta allí. Todas las acciones físicas o espirituales llevan una gran dosis de amargura, impotencia y dolor, y así se transmite al necesitado.

Luego, todo el planeta está inmerso en una corriente negativa de miedo y sufrimiento, lo viva o no. Entonces, el cometido se ha cumplido, todos sufren y el planeta se llena de oscuridad.  

Si hacemos todo lo contrario, que es irradiar luz, los eventos comienzan a cambiar. Desde allí donde te encuentras hasta expandirse por todos los rincones. Ora desde la certeza que se puede vivir mejor, que la situación va a superarse. Realiza las acciones siempre confiando en ti mismo. No hagas algo porque otros te lo indican, sin investigar, sin sentirlo como tu verdad. No sigas ideologías por seguirlas, sin tu consentimiento y convencimiento.

Las imposiciones de cualquier tipo siempre non indican que algo no está bien, no es claro y no es real. Quien tiene la razón, solo la divulga, pues ella se encarga por si misma de hacerse notar. Si algo hay que recalcarlo una y otra vez, con rabia, con fiereza, quiere decir que esto no está bien y no es real, solo está allí para producir más miedo y caos.

Irradia tu luz y vive, es lo mejor que puedes hacer ante momentos de oscuridad. No temas, esto también pasará. ¿Muchos se preguntan cuando? Llevamos años en esto, si es cierto y no cambiara hasta que comencemos a irradiar nuestra luz. @addais