Etiquetas

, , , ,

Por @nathywork03

Cuando mi esposo y yo nos casamos, quien dirigía la ceremonia nos dijo en voz baja “no metan al enemigo en el cuarto”. Nosotros nos miramos con cara de signo de interrogación a lo que él respondió “el televisor”. Siempre me pareció un consejo útil que de hecho hemos seguido durante todos estos años.

En el Feng Shui los televisores tienen el mismo efecto que los espejos, en artículos anteriores escribí “no es recomendable en la habitación porque impiden el descanso” y este es el mismo caso, pues, cuando están apagados reflejan lo que está a su alrededor. Además, sus ondas electromagnéticas impiden la relajación que se necesita para dormir, en vez de eso te activan y mantienen despierto.

Todas esas ondas causan una especie de contaminación que ocasionan problemas de insomnio, de hecho, el TV como elemento sería fuego, por eso aumenta la energía, la movilidad, la adrenalina, las ganas de moverse; pero también como el fuego hipnotiza (cuando está encendido) tal y como lo hace una fogata o una vela.

Entonces, la recomendación es no tener el TV en la habitación, el mejor lugar es la sala, donde se puede ver y disfrutar con la familia, da la oportunidad para socializar y energía móvil en el hogar.