Etiquetas

, , , ,

Por @virginiaescobar

El anillo es un círculo, símbolo de la eternidad, la unidad, la reencarnación y el universo. En tiempos más antiguos, el anillo estaba asociado con el Sol y la Luna. Era un objeto protector, una protección mágica que apartaba la negalividad por medio de la continuidad.
Los anillos aún son un símbolo aceptado de matrimonio y otras uniones en virtud de sus asociaciones con la eternidad.

Todos los anillos alguna vez fueron mágicos o sagrados. Hasta las diosas y dioses usaban anillos; la mitología babilónica está colmada de historias de los anillos de Shamash y Marduk. Los anillos también han sido vinculados con el zodíaco, el yin/yang y el “círculo mágico” de los magos y Wiccas. Su historia mágica es compleja y fascinante.

En un sentido mágico, llevar un anillo “nos rodea” de poder y de energía. Los materiales con los que se hace un anillo, además de su visualización, determinan la naturaleza de esta energía.

Este símbolo del anillo, de atadura, estaba tan omnipresente y era tan aceptado que los anillos pronto fueron sometidos a restricciones religiosas y mágicas. Sacerdotes de diversas deidades en la antigua Grecia y Roma se quitaban los anillos antes de entrar en los espacios sagrados. A
algunos se les prohibió usarlos para siempre. Durante un viaje a un oráculo en tiempos antiguos, no se comía carne, se evitaba el sexo y los anillos no se usaban. Aún hoy algunos chamanes se quitan los lazos y
anillos de su cuerpo antes de algún ritual mágico.

A causa de que los anillos guardaban energías en su cuerpo, se creía que también inhibían la liberación del poder. En cualquier tipo de operación mágica, en la que el poder personal es enviado hacia la necesidad mágica, los anillos eran tabú por la creencia de que disminuirían la eficacia de la magia.

En rituales espirituales, en los que nos abrimos a seres más elevados, se pensaba que los anillos bloqueaban este proceso debido, una vez más, a su carácter restrictivo.

La apariencia o atracción de un anillo, y ciertamente su valor material tienen muy poca importancia en la magia. El diseño del anillo, los metales y piedras usadas, son los únicos factores que cuentan al seleccionar anillos para la magia.

En la actualidad, los anillos para la práctica de la magia pueden comprarse en tiendas esotéricas o a veces pueden hacerse a medida con propósitos rituales específicos. Mejor aún, muchos practicantes están creando los suyos a través del arte de la joyería.

El dedo en que se usa un anillo tiene significado mágico. Se creía que el índice o dedo del “anillo” era especialmente poderoso. Medicinas herbáceas se aplicaban en el cuerpo con el dedo del anillo para fortale-
cer la eficacia de la cura. De modo que los anillos que tienen piedras que aceleran la curación del cuerpo se usan normalmente en este dedo.

Fuente: Enciclopedia de Cristales, Gemas y Metales Mágicos. Scott Cunninhan.