Etiquetas

, , , , , , ,

Por @virginiaescobar

Esta es una historia que el Rev. Dorris compartió conmigo: un orador, frente a una gran congregación, sacó un billete de 20 dólares y preguntó quién lo quería. Muchas manos se alzaron. El orador arrugó el billete y volvió a preguntar quién lo quería. De nuevo se alzaron las manos. Entonces el orador pisoteó el billete y lo alzo todo sucio y arrugado, preguntando quien lo quería. Las manos volvieron a levantarse, porque sucio y arrugado, todos sabían que ese billete aun valía 20 dólares.

Habrá veces que caeremos, que morderemos el polvo, que caminaremos por el fango de la vida. Habrá días en que nos  golpee hasta el gato; en que realicemos cosas que nos hagan sentir sucios, viejos, feos. Nada, sin embargo, nos quitará nuestra valía, pues esta nos fue dada desde el principio, cuando fuimos solamente un pensamiento en la Mente Universal del Espíritu, y éste, a sabiendas de todas los errores que íbamos a cometer, decidió, aun así, que valíamos la pena: que valía la pena darnos el don de la vida; que valía la pena  darnos su luz; que valía la pena estar en nosotros; que valía la pena sernos de inspiración y apoyo en esta aventura humana.

Así que ahí les dejo esa reflexión. Y les apunto el siguiente detalle de la foto para los que no leen ingles. En el billete hay una frase que dice: in God we trust. En Dios confiamos.