Etiquetas

, , , , ,

Por @virginiaescobar

La piedra de luna es una variedad de la adularia, perteneciente al grupo de los feldespatos, cuyos mejores ejemplares proceden de Ceilán, pero con presencia también en las pizarras cristalinas de los Alpes y el Vesubio. La piedra de luna posee muchas aplicaciones en joyería.

Es asociada a la diosa Diana y a otras deidades relacionadas con la Luna, de ahí la explicación mística de que tenga ese aspecto tan parecido. Además, es un símbolo de la religión neopagana de primera mitad del siglo XX en Inglaterra denominada wicca, la cual tiene vínculos con diversas religiones antiguas e incluso con la brujería. En ella se usan joyas elaboradas a base de plata y piedra de luna para la realización de sus rituales.

Se le atribuyen diversas propiedades esotéricas, como son la potenciación de la fertilidad y la ayuda para tener un buen parto; atraer el amor; protección de los viajeros; atraer la buena suerte y las vibraciones positivas; liberación de las malas energías; protección sobre malos pensamientos y deseos; ayuda para encontrar el equilibrio en la vida y otras muchas.

Según estas creencias en las que se basa, no siempre tiene la misma efectividad, de hecho, esta depende de la fase lunar en la que se use. Suele ser más efectiva en cuarto creciente y luna llena, y menos en cuarto menguante.