Etiquetas

, , ,

El Don de la Paciencia

Por @nathywork03

La paciencia se cultiva y se obtiene con el tiempo o se nace con ella???

La verdad es que son las dos cosas, se nace con ella, pero si no es nuestro caso somos capaces de cultivarla y aprender a ser pacientes. Es difícil de lograr??? Si!!!

Pero no es imposible.

Según wikipedia, La paciencia es la actitud que lleva al ser humano a poder soportar contratiempos y dificultades para conseguir algún bien. «la constancia valerosa que se opone al mal, y que a pesar de lo que sufra el ser humano no se deja dominar por él».

Pero, qué es tener paciencia según internet???

La palabra paciencia describe la capacidad que posee un sujeto para tolerar, atravesar o soportar una determinada situación sin experimentar nerviosismo ni perder la calma. De esta manera, puede decirse que un individuo con paciencia es aquel que no suele alterarse.

Qué tan reales son estos conceptos???

Ambos tienen un poco de razón, pero no es realmente así.

La paciencia es una condición humana tan relativa como la belleza, el bien y el mal, la tristeza, etc… Y cuando digo esto entro en un debate eterno.

La verdad es que nadie es completamente paciente, la paciencia no es completamente buena, ni es mala. Es tan complicado este estado mental… Porque si! Es un estado mental…

No quiere decir que soy paciente porque puedo esperar que las cosas pasen por si solas, o porque puedo aguantar cualquier situación sin que afecte mi poder mental.

Pero si podríamos decir que ser paciente implica esperar que llegue el momento correcto para reaccionar a una situación.

Es buena o es mala???

Depende del caso, si siempre se reacciona de manera agresiva o impulsiva sin pensar o ver los pro y los contra de una situación sería bueno ser más paciente, porque normalmente las reacciones explosivas traen consecuencias a nuestra vida y es cuando nos quejamos y recurrimos a Dios, pidiendo paciencia. Pero si pasamos años esperando que las cosas sucedan solas la paciencia se está convirtiendo en un obstáculo para nuestra evolución; entonces volvemos al punto de la relatividad.

Lo importante en este caso sería conseguir un equilibrio y ahí si llegamos a lo que es bueno en realidad. Estar en equilibrio nos permite racionalizar y saber cuando se debe esperar y cuando actuar.

Podemos aprender a ser pacientes y normalmente ese es un don que llega a nosotros con los años y las experiencias.

Ser paciente no quiere decir que debemos aguantar cualquier cosa de los demás, pero si cuando y cómo debemos reaccionar a diversas situaciones, entonces ahora llegamos al punto del respeto. Respetar y darnos a respetar, amar y recibir amor, imponer reglas y cumplirlas.

Es un tema complejo pero es necesario reflexionar porque estamos en una época donde las actitudes en su mayoría son explosivas.

Todo está en nuestra mente, la meditación ayuda a equilibrar nuestras emociones, al igual que los mantras, las afirmaciones y los hechizos.

“Soy capaz de vivir en equilibrio, soy paciente y estoy en armonía conmigo mismo y con mi entorno”

Es una afirmación que nos puede ayudar a mantenernos en calma y así lograr cultivar de manera equilibrada la paciencia que necesitamos en este momento.