Etiquetas

, , , , , ,

por @virginiaescobar

Medea era hija del rey de la Cólquide, Eetes, y su esposa Idia, que era una Ninfa. Se cuentan que aprendió las artes mágicas de la maga Circe, que además era familiar lejana.

Un día, Jasón y su tripulación llegaron a la corte de su padre para conseguir el vellocino de oro. Sin embargo, debido a la intervención de Afrodita, Hera y Atenea, que siempre estaban enredando todo, convencieron a Eros para que la flechita y quedó perdidamente enamorada del aventurero y no dudó en ofrecerle su ayuda para poder conseguir cumplir los encargos de su padre a cambio de que se casase con ella y la llevase con él a Grecia.

Una vez que huyen comienzan una serie de aventuras que con la ayuda de la Magia de Medea se garantizó la victoria de su esposo.

Sin embargo no fueron felices para siempre, ya que después de grandes batallas y laureadas victorias, su esposo Jasón diseñó un plan para deshacerse de Medea, a la que debía toda su prosperidad, y casarse con Glauce, la hija del rey.

Medea se encolerizó y mató a la novia con un vestido de boda embrujado que la quemó junto a su padre. Después mató a sus hijos y huyó a Atenas en su cuadriga tirada por dragones alados, donde encontró la protección del rey Egeo que, aunque se pensaba que era estéril, tuvo a Medo con ella.

A final y después de largo escape logró llegar con su familia de la cual obtuvo el perdón y la protección que deseaba.

Medea era bruja de pócimas, de filtros y también conocía bien la metamorfosis, conocimientos que se dice que obtuvo de Hécate, por eso logró dormir dragones y hechizar objetivos al untarles pociones mágicas.

En la actualidad la Magia Perniciosa es muy común al comercializarse el uso de Sales Energéticas, Aceites Esenciales, Esencias, y todo aquello que modifique la energía en una persona o en el ambiente.