Etiquetas

, , , ,

Recopilación de @virginiaescobar

Se dice fue un tal Robert C. Christian (pseudónimo con el cual se dio a conocer) que en junio de 1979, quien de forma anónima dejó pagado el coste de su construcción, del terreno y de la posterior colocación en dicho lugar, para después desaparecer sin dejar rastro.

La compañía Elberton Granite Finishing Company de la misma localidad de Elbert fue la elegida para la realización de este monumento misterioso. Su director, Joe H. Fendley se encargó personalmente que se respetase todas las especificaciones explícitas del señor R.C. Christian había presentado para su realización. Planos, medidas y hasta un maqueta en madera, donde mostraba con detalle como tenía que ser tal monumento.

La financiación del proyecto sería a cargo de un grupo de inversores anónimos asociados con el R.C. Christian. Las gestiones bancarias las acordó personalmente con el banco de la misma localidad. Martin, su director, es el único que conoce la verdadera identidad de R.C. Christian, con el cual acordó que la mantendría en secreto de por vida.

Posteriormente el director del banco Martin adquirió en nombre de los patrocinadores un terreno de aproximadamente 20.000 m², situada en la zona más alta de la misma localidad, propiedad hasta entonces de un granjero llamado Wayne Mullenix, el cual vendió su propiedad por un precio de 5.000$.

El 22 de marzo de 1980 el monumento The Guidestones se inauguró con la afluencia de unas 400 personas.

La escultura de piedra lleva cincelados los llamados “diez mandamientos” de la Nueva Era de la Razón. Son diez guías escritas en ocho idiomas contemporáneos (inglés, español, swahili, hindi, hebreo, árabe, chino antiguo y ruso), uno por cada lado de las cuatro grandes losas contenedoras de los diez preceptos. El texto enuncia:

«Mantener a la humanidad bajo 500.000.000 en perpetuo equilibrio con la naturaleza.

Guiar sabiamente a la reproducción, mejorando la idoneidad y la diversidad.

Unir a la humanidad con una nueva lengua viva.

Guiar la pasión – la fe – la tradición – y todas las cosas con la razón templada.

Proteger a los pueblos y a las naciones con leyes y tribunales justos.

Dejar a todas las naciones gobernarse internamente, resolviendo las disputas externas e una corte mundial.

Evitar leyes mezquinas y funcionarios inútiles.

Equilibrar los derechos personales con los deberes sociales.

Valorar la verdad – la belleza – el amor – buscando la armonía con el infinito.

No ser un cáncer sobre la Tierra. – Dejar espacio para la naturaleza. – Dejar espacio para la naturaleza.»

Existe un mensaje más corto en cada lateral de la losa situada horizontalmente encima de las cuatro, inscrito en cuatro escrituras antiguas: griego clásico, sánscrito, egipcio antiguo y babilonio cuneiforme. La frase dice así:«Que éstos sean los principios de una Edad de la Razón.» Quedando de la siguiente manera cuneiforme babilónica (norte), griego clásico (este), sánscrito (sur) y en jeroglíficos egipcios (oeste): Que éstos sean los principios de una Edad de la Razón.

Parece ser que las traducciones no fueron proporcionadas por R.C. Christian, por lo que tuvieron que ser traducidas en los diferentes idiomas por personas ajenas al proyecto, pero expertas en lenguas. A pesar de sus esfuerzos, tales traducciones no son exentas de imperfecciones lingüísticas que, sin embargo, han añadido mayor intriga al escrito.

A pesar de sus esfuerzos, tales traducciones no son exentas de imperfecciones lingüísticas que, sin embargo, han añadido mayor intriga al escrito. Como puede observarse las expresiones utilizadas proceden de una traducción literal del inglés y pueden no resultar muy naturales en español, aunque algunas no son estrictamente incorrectas según la RAE.

Con el tiempo…

En 2008, las piedras fueron desfiguradas con pintura de poliuretano y graffiti con eslóganes como «Death to the new world order» (Muerte al nuevo orden mundial). La revista Wired calificó la acción como «el primer acto serio de vandalismo en la historia de las piedras guía». En septiembre de 2014, un empleado del departamento de mantenimiento del condado de Elbert contactó con el FBI, cuando las piedras fueron vandalizadas con graffiti con la frase «I Am Isis, goddess of love» (Soy Isis, diosa del amor).

Las cuatro piedras exteriores están orientadas para marcar los límites del ciclo de declinación lunar de 18,6 años . La columna central presenta un agujero perforado en un ángulo de un lado a otro, a través del cual se puede ver la Estrella del Norte , una estrella cuya posición cambia muy gradualmente con el tiempo. El mismo pilar tiene una ranura tallada que está alineada con los solsticios y equinoccios del Sol . A 7 / 8 abertura en (22 mm) en la piedra angular permite un rayo de sol para pasar a través de al mediodía cada día, un rayo en la piedra central que indica el día del año.

Yoko Ono elogió los mensajes inscritos como «una llamada emocionante al pensamiento racional», mientras que Wired declaró que los opositores no especificados los han etiquetado como los «Diez Mandamientos del Anticristo «. Las piedras guía se han convertido en un tema de interés para los teóricos de la conspiración . Uno de ellos, un activista llamado Mark Dice , exigió que las piedras guía «se rompan en un millón de piezas, y luego los escombros utilizados para un proyecto de construcción», alegando que las piedras guía son de «un profundo origen satánico «, y que RC Christian pertenece a «una sociedad secreta luciferina » relacionada con el » Nuevo Orden Mundial «. En la presentación del monumento, un ministro local proclamó que creía que el monumento era «para los adoradores del sol, para el culto al culto y para el diablo».

Rosacruces , con los teórico de la conspiración Jay Weidner observando que el seudónimo del hombre que encargó las piedras – «RC Christian» – se parece a Rose Cross Christian, o Christian Rosenkreuz , el fundador de la Orden Rosacruz . La película de Alex Jones Endgame: Blueprint for Global Enslavement propone que las piedras angulares son un presagio de las élites autodenominadas que pretenden exterminar a la mayoría de la población mundial.

La interpretación más ampliamente aceptada de las piedras es que describen los conceptos básicos necesarios para reconstruir una civilización devastada. El autor Brad Meltzer señala que las piedras fueron construidas en 1979 en el apogeo de la Guerra Fría , y por lo tanto argumenta que pueden haber sido concebidas como un mensaje para los posibles sobrevivientes de una Tercera Guerra Mundial nuclear . La sugerencia grabada de mantener la población de la humanidad por debajo de los 500 millones podría haberse hecho bajo el supuesto de que la guerra ya había reducido a la humanidad por debajo de este número.

Las piedras guía se mostraron y discutieron brevemente en la película documental de 1986 Sherman’s March , y se presentaron ampliamente en un episodio de 2012 de Mysteries at the Museum , un «Monumental Mysteries Special» con Don Wildman.