Etiquetas

, , , , , ,

Por @nathywork03

Este año Litha, que es el solsticio de verano se celebra este domingo el 21 de junio, pero justamente cae a la hora exacta para coincidir con un eclipse anular de Sol que afectará de forma directa principalmente a África, El Medio Oriente y el Sur de Asia.

Es recomendable que la celebración de Litha no se haga este día porque todos nuestros rituales pueden quedar eclipsados con las energías de este eclipse, así que es mejor realizarlos los días siguientes cuando todo haya pasado.

Litha significa Fuego y representa el apogeo de la energía que desde Imbolc (1 de febrero) venimos preparando; el fin de la oscuridad, de la esterilidad, y el comienzo de la época más fértil, donde todo se renueva. Es la abundancia, la belleza de la tierra y el poder de la Luz.

El Solsticio de verano marca el día en el que el poder del sol comienza a decrecer y los días se hacen más cortos hasta alcanzar el punto más bajo de su carrera anual el 22 de diciembre, el solsticio de invierno: Yule.

Durante muchos siglos fue una fiesta de mucha importancia para el paganismo y los pueblos antiguos. Después la iglesia tomó esta fiesta, (como con tantas otras) y rebautizó con el nombre de San Juan Bautista. Sin embargo sigue siendo la Noche del Fuego.

Esta segunda mitad del año que comienza después de Litha está marcada por muchos cambios que afectará principalmente a las figuras de poder, pero que a los ciudadanos del mundo les costará entender y asimilar, a menos que hayan logrado un cambio de conciencia y una elevación espiritual, porque ya nada volverá a ser igual. Además hay una cantidad importante de planetas retrógrados.

Cómo ya lo he dicho antes necesitamos tener calma y Cordura, analizar y pensar antes de tomar decisiones o llevar adelante las acciones y controlar nuestros sentimientos para no quemarnos al actuar de manera impulsiva y radical.

Las técnicas de relajación, respiración, meditación, afirmaciones; pueden ser de mucha ayuda para lograr un equilibrio en nuestro ser y así lograr un estado elevado de conciencia para ser observadores de esta nueva realidad.