Etiquetas

, , , , , , ,

Por @virginiaescobar

Después de los Fuegos de Yulé se recogen algunas brazas o cenizas de la fogata para elaborar «Polvos Mágicos» cuya principal función es la de proteger los espacios en los que nos desenvolvemos, tales como el hogar, el negocio, el trabajo o el automóvil. Aunque también se utilizan para rituales mágicos que necesiten protección, evolución o crecimiento.

Estos polvos son muy sencillos de preparar, se toman las brazas y se mezclan con un poco de arena para que tomen algo de cuerpo y se le agrega canela (potenciador), conchas de mandarina (apertura de caminos), Anís Estrellado (protección y purificación), Clavo (amor y dinero) y Muerdago o Acebo, pero yo vivo en Venezuela y eso no está a mi alcance, así que le agregó treboles de 4 hojas 😏

Es importante que todos los elementos estén debidamente triturados de modo que se puedan integrar con facilidad.

Es cierto que entre magos, brujas y hechiceros la receta puede varias y se le pueden agregar aceites esenciales o esencias naturales, así como semillas y otras cosas.

Como estas cenizas ya vienen con la carga energética de los fuegos de Yulé no hace falta consagrarlas o hechizados, bastará con pulverizarlas y preparar las.

Cuando los polvos estén listos se pinta con ellos en puertas y ventanas símbolos de prosperidad y protección, así como cualquier otra energía que se desee invocar para ese año.

«Que sus polvos les hagan llegar las bendiciones de protección, evolución y prosperidad que anhelan en sus vidas»

Sean Bendecidos en Yulé y en toda esta Rueda que acaba de comenzar » Awen!

Anuncios