Etiquetas

, , , , ,

La Atlantisita es una serpentina, esto quiere decir que presenta inclusiones de otros minerales, y recibe su nombre de visionarios, sensitivos, canalizadores y videntes de prestigio que coinciden en asegurar que este mineral se empleaba en los templos de sanación en la Atlántida para curar a los heridos de añoranzas. Efectivamente, sus dos colores predominantes, el verde y el rosado, son colores del chakra de corazón.

Para el Cuerpo

Su energía te servirá para sanar las posibles heridas de rencor que pudieran haber en tu chakra cardiaco, debidas a desilusiones sentimentales de ésta o de otras vidas, pero además, su vibración rosada o morada te aportará una fortaleza y confianza que te ayudará que tu corazón se abra de nuevo a la esperanza de disfrutar del amor verdadero.

Para la Mente

Si tu intuición te dice que pasaste alguna vida en la Atlántida o que en alguna de tus vidas pasadas fuiste sanadora, la Atlantisita te traerá muchas sensaciones e incluso recuerdos en forma de sueños o imágenes. Cuando te relajes o medites, coloca tu Atlantisita sobre tu frente y permite que lleguen imágenes, símbolos y sensaciones.

Para el Alma

La Atlantisita es una de las piedras más especiales para ayudarnos a recordar, coloca la piedra debajo de tu almohada por varias noches seguidas, utilízala en tus meditaciones colocándola sobre tu plexo cardíaco y permite que todo el archivo de memoria relacionado con tu pasado atlante fluya hacia tu memoria a través de tu intuición.

Para limpiar y proteger la piedra

Se limpia sumergiéndola en infusión de sábila o en su defecto en cualquier infusión de hierbas, la misma debe estar muy fría y debe descansar en la infusión por más de dos horas, puedes cargarla con la luna creciente a llena, y para guardarla es bueno hacerle un colchón de pétalos de rosas, y para que adquiera más brillo arrópala con petalos, los cuales siempre deberán estar frescos.