Etiquetas

, , , ,

La receta para preparar un aceite mágico es muy simple desde el punto de vista de los elementos que se utilizan, más la dedicación requiere del preparador algo de constancia y buenas vibras.

Los  ingredientes:

Lo que vas a necesitar para la preparación de un aceite mágico son:

–       Un envase de vidrio con tapa

–       Aceite para bebes

–       La hierba o elemento que del que vas a hacer tu aceite, por ejemplo si se trata de Eucalipto, deberás dejar que la hoja del eucalipto se seque primero, si se trata de canela se recomienda utilizar los palos de canela y si se trata de cacao las semillas deben tostarse primero en el horno alrededor de 15 minutos antes.

–       Una vela blanca.

–       Mucha energía positiva.

Modo de preparación:

En el envase de vidrio se coloca el elemento del que vas a hacer tu aceite y posteriormente lo llenas de aceite para bebes hasta que elemento quede totalmente sumergido.

Para que pase a ser un objeto mágico debe tener tus energías, porque la magia es tuya, está dentro de ti y en el convencimiento de que puedes cambiar una situación. Para eso utilizaremos la vela para concentrarnos con ella y así poder canalizar mejor nuestras energias.

Los objetos que vamos a utilizar en este ritual los podemos consagrar con el siguiente mantra o hechizo (como lo llamen es cuestión de gustos) que es corto y fácil de recordar:

“Siete rayos tiene el sol,

Siete rayos tiene la luna

Que este objeto

Se convierta en mágico de una.”

 

Para comenzar la preparación debemos estar relajados y felices, o por lo menos con la motivación de que vamos a hacer algo importante por nosotros mismos, Así que pasamos nuestras manos por los elementos y recitamos el mantra o hechizo 7 veces, después en base a las características de la hierba que utilicemos, por ejemplo el eucalipto, le decimos al aceite las características mágicas del eucalipto, visualizando que el aceite se convierte en mágico y es muy poderoso.

Les recomiendo que lo hagan de noche y de luna creciente a llena, todas las noches tomarás tu frasco y por 10 minutos visualizaras las bondades de tu aceite. Si eres de las personas que te cuesta concentrarte, te recomiendo que utilices una vela para que te concentres en la llama de la vela.

Recuerda que son tus energías y tu fe las que lograrán convertir ese aceite en algo mágico y útil para ti.