Etiquetas

, , ,

Imagen relacionada

@addais La planta que tendremos como objeto de estudio y utilización en esta semana es la Sábila. Su nombre científico es Aloe vera L,  Aloe barbadensis Miller. Viene de la familia ALOEACEAE

La Sábila, es una planta medicinal y ornamental que se puede reconocer fácilmente por sus hojas en forma de pencas gruesas y carnosas, con espinitas suaves en la orilla. La hoja al cortarla echa un líquido verde-amarillo, amargo, hediondo, repugnante. Puede crecer cultivada, cuidada esmeradamente en patios y jardines caseros. Tiene propiedades mágicas y junto con el Ajo forman una unión que atrae buena fortuna y aleja los malos espíritus.

Se dice que es originaria de África e introducida a España durante la ocupación de los Moros. La Sábila llegó a tierras americanas con los conquistadores españoles, quienes desde tiempo atrás la venían utilizando como planta medicinal. Su nombre viene del árabe «zábila». Actualmente la Sábila es utilizada en todo el mundo como materia prima importante para la preparación de cremas, champús, jabones, etc. Se trata de una de las plantas medicinales más explotadas por la industria mundial.

Puede decirse, que se adecúa fácilmente en la mayoría de los ámbitos agro ecológicos, aunque es importante señalar que algunas zonas de trópico húmedo, su presencia es escasa.

Sus hojas carnosas, gelatinosas son utilizadas para los riñones, el hígado, la erisipela, úlceras en la piel, quemaduras, inflamaciones-, caída del pelo y como purgante en el estreñimiento y además para tratar casos de alergia en la piel, barros y espinillas.

Estudiosos en laboratorios y universidades encontraron que el líquido que sale de  las hojas al ser cortadas, puesto al fuego para que se evapore  dan un residuo llamado «aloe» o acíbar que es donde se encuentra el «aloina», responsable de las acciones curativas de la planta.

Los científicos han comprobado que la Sábila:

Cicatriza heridas y quemaduras porque impulsa el crecimiento de células.

Es útil en casos de inflamaciones.

Sirve para calmar los dolores (por ejemplo en caso de heridas y quemaduras). . Tiene un efecto purgante.

Para Quemaduras y heridas: Exprimir jugo o gel de la hoja, se aplica en la parte afectada 1 vez al día, hasta que sane.

Para Inflamación de la piel causadas por rayos X u otras causas: Se pasa el gel de la hoja, en la parte afectada 3 veces al día, hasta que sane.

Para Ulceras en la piel: Se aplica el gel de la hoja en la parte afectada 1 vez al día, hasta que sane

Indigestión y estreñimiento: Se coloca una cucharadita de gel de la hoja en 2 tazas de agua hirviendo, se revuelve bien y se toma por un máximo 15 días. Si se usa de manera prolongada puede ser dañino para la salud.

La aplicación interna prolongada o una sobredosis de la Sábila pueden causar problemas en los riñones y también puede causar aborto. Así que la Sábila no se debe tomar en mujeres embarazadas y en aquellas madres dando de mamar a sus hijos, más si puede aplicarse de forma externa si hay afecciones de la piel.

La sábila es una planta capaz de absorber las energías negativas y transmutarlas en positivas, protegiendo el hogar, sus habitantes y atraer la buena fortuna.

Si la sábila florece, presagia una época de abundancia y desarrollo para la familia.

Si la sábila se seca por completo o exuda yodo, como se dice comúnmente llora sangre, significa que recibió y anuló una gran carga negativa dirigida al espacio donde se encuentra o las personas del lugar.

Para la protección y bienestar del hogar se recomienda en un día viernes, tomar una pequeña planta de sábila, lavarla con agua bendita o el jugo de un limón y atar en su tronco (cerca de donde salen las hojas) una cinta color rojo. Luego se amarra la planta con fuerza, para que no pueda zafarse.

Se dice la siguiente oración:

“Divina planta de sábila, trae a mi casa buena suerte y prosperidad.

Por el poder de sanación que te fue conferido por Dios, en el jardín del Edén, te pido que alejes las penas y la negatividad de mi hogar.

Aleja la ruina, la traición y los enemigos de mi casa.

Líbrame de todo mal y brinda tu protección a mi casa y mi familia.

Gracias.

Amén.”

Luego se cuelga, atando la cinta a un clavo ubicado sobre el marco de la puerta de entrada de la vivienda (del lado interno de la casa).

Se sustituye cuando se seca por completo.

Hay muchos rituales que se realizan con la sábila, pero la mejor opción es tenerla siempre en casa en la puerta de entrada. @addais

Anuncios