Etiquetas

, , , ,

Resultado de imagen para las 8 fases de la luna

@addais Se habla mucho de la Luna, algunos advierte que es un satélite artificial que fue puesto en donde se encuentra para múltiples fines por otros seres. Existen antiguos textos y escrituras que indican que hubo un tiempo remoto en el cual no había luna. Otros dicen que es natural y que siempre ha estado allí, otros dicen que es producto de los residuos de la humanidad que existió tiempo atrás.

Sin embargo, cualquiera que fuese la verdad, lo que si estamos de acuerdo es que tiene un influjo poderoso sobre la energía del planeta y de todos los seres vivientes de la Tierra. Por tanto es bueno repasar sus fases y cuáles son sus usos, por lo que ha de venir.

La Luna es asociada con la energía femenina y concentra misterios poderosos. La mayor parte de nuestro cuerpo es agua y la luna nos remueve con sus mareas en todos los planos (físico, mental, emocional y energético). Conocer su funcionamiento, poder e influjo es fundamental para estar en comunión con su energía, conectar interna y externamente con ella, con la Diosa o ese lado femenino.

Se reconocen 8 fases en la luna, este número es símbolo del infinito, del flujo y reflujo de la energía. En su aspecto más general son conocidos solo 4: creciente, llena, menguante y nueva, sin embargo, dentro de lo que engloban se encuentran estas 8 fases. Comenzamos con la luna nueva. La numeración en los días no corresponde al día calendario.

Luna nueva o novilunio (se le dice día 0): ocurre cuando la Luna está en conjunción, esto es, se alinean en este orden Sol-Luna-Tierra. De este modo, la cara visible de la Luna queda sumida en la oscuridad y no la apreciamos desde nuestro planeta. Cuando la alineación es total, tenemos un eclipse de Sol. Se puede trabajar la energía para eliminar o hacer desaparecer cosas de nuestra vida. Es el momento de evaluar todo lo que debe ser renovado, de desintoxicarse, purificarse, iniciar trabajos ya que en sus tres días posteriores se inicia su evolución a creciente.

Luna creciente (se comienza por el día 1 hasta el día  6): esta fase abarca desde la  primera luna visible, hasta la fase de cuarto creciente. En esta fase la Luna es visible durante el día, se oculta antes de la medianoche astronómica y se muestra cóncava. Es el momento donde las semillas que plantamos y todo lo que hacemos crece y empieza a tomar forma, la energía que se maneja es de crecimiento y aumento por lo que es buen momento para aumentar, intensificar o potenciar.

Cuarto creciente (el día 7): en este punto la Luna nos muestra la mitad de su cara visible iluminada. Ese día el satélite aparece por el horizonte en el mediodía astronómico, es decir, cuando el Sol pasa por el punto geográfico Sur y se oculta en el momento de medianoche astronómica. Podemos trabajar para aumentar o que crezca el amor, la protección, las ganancias, la salud, la espiritualidad, la clarividencia o nuestros dones, el cabello , también potenciar la energía de nuestras herramientas y lugares.

Gibosa creciente (desde el día 8 a 13): pasado el cuarto creciente y hasta la Luna llena, el satélite se mostrará convexo y mostrará una joroba, la cual se le dice giba, de ahí el nombre de esta fase. Se puede ver desde la tarde hasta la madrugada. Es el momento para alterar o atraer cosas.

Luna llena o plenilunio (el día 14): este caso es cuando la Luna se encuentra en el punto de oposición, esto es, alineada en este orden Sol-Tierra-Luna mostrando la cara visible totalmente iluminada. Si la alineación es total tendremos eclipse, en este caso de Luna. La podremos ver durante toda la noche. Esta luna es adecuada para absorber o canalizar toda su fuerza y energía, para cargarnos nosotros y todas nuestras herramientas, como tarot, gemas, etc. Se suelen consultar los oráculos durante esta noche pues es un gran momento para la adivinación y la espiritualidad. También para trabajar la magia de cuerdas, magia de protección, amor y la búsqueda del equilibrio. Es un buen momento para hacer listas con propósitos y objetivos para trabajarlos hasta la siguiente luna llena y ver su evolución y resultados.

Gibosa menguante (desde el día 15 a 20): desde la Luna llena hasta el cuarto menguante el satélite vuelve a mostrar la joroba o giba teniendo un perfil convexo. Podemos apreciarla desde la madrugada hasta por la mañana. Aquí la energía empieza mermar, a restar, por lo que es el momento de trabar la energía desde este enfoque, sea para alejar enemigos, una enfermedad, los celos, le quitamos fuerza o poder a los asuntos

Cuarto menguante (el día 21): como en el anterior cuarto, la Luna  muestra iluminada la mitad de su cara visible, que por supuesto, es la otra mitad de la que veíamos en cuarto creciente. En esta fase aparece en el momento de medianoche astronómica y se oculta al mediodía astronómico. Es buen momento para eliminar la negatividad de tus herramientas o lugares. Se suele realizar en esta fase los destierros o limpiezas energéticas por ser más efectivas.

Luna menguante (del día 22 al 27): la Luna se  vuelve a mostrar cóncava. Esta fase la podremos apreciar a última hora de la madrugada y durante parte del día. Al finalizar esta fase volveremos a la Luna nueva y comenzará otro nuevo ciclo de lunación. Se recomienda realizar trabajos espirituales para cortar energía negativa y mal de ojo. También cierre de ciclos.

Durante las fases lunares, tomamos consciencia de cómo responde nuestro cuerpo, emociones, pensamientos y nuestra energía ante la influencia de la luna para estar en comunión con ella. Estudia e investiga acerca de este tema y encontraras muy interesante su presencia. Es importante no fanatizarte con la luna porque hay muchas teorías que hoy resultan verdades absolutas pero mañana las cosas cambiaran y tendrás que estar presto a los nuevos descubrimientos. Experimenta y siente, allí está tu verdad. @Addais

Anuncios