Etiquetas

, , ,

Resultado de imagen para tres flores diferentes

@addais El 21 de Junio será el solsticio de verano para el hemisferio norte y solsticio de invierno para el hemisferio sur. En ambos casos, las energías del Cosmos irradian todo su poderío en los seres del planeta y por ello es propicio realizar rituales que permitan elevar el campo vibratorio para manifestar bienestar en todos los aspectos.

En este maravilloso día se puede elaborar el perfume del bienestar que al entrar en contacto con la piel, emana y expande el campo energético vibratorio haciendo que sus deseos se manifiesten más rápidamente. Ojo, debes estar claro en lo que deseas y que sentimientos te rodean en el momento de utilización del perfume.

Materiales:

Una vela roja

Tres flores de color amarillo, rojo y blanco, de tres especies diferentes.

Un recipiente con agua potable.

Incienso de tu preferencia.

Tu perfume favorito o aceite esencial de tu preferencia.

Procedimiento

Este perfume se puede elaborar a partir del día 20 al 21 de Junio, a cualquier hora preferiblemente al mediodía.

Enciende la vela roja.

Enciende el incienso de jazmín.

Saca los pétalos de la flor color amarillo, tenlos unos minutos en tus manos, pidiendo dinero, riqueza y abundancia, con alegría, sin angustia ni temores.

Saca los pétalos de la flor color rojo, tenlos unos minutos en tus manos, pidiendo amor puro, sincero y feliz.

Saca los pétalos de la flor color blanco, tenlo unos minutos en tus manos, pidiendo sanación y regeneración de tu cuerpo, optima salud.

Es importante que cuando se hace la petición, se sienta como si ya es un hecho y saboreen la sensación de tener la manifestación. Si se hace desde la angustia, sintiendo el problema del momento o la escasez de lo que piden, eso será lo que atraerán, pues la energía del Cosmos, se adhiere al sentimiento más fuerte del momento.

Coloca los pétalos en el recipiente y di la siguiente oración:

«Con el poder mágico de estas flores, de este momento perfecto,  yo invoco las energías del Cosmos, para que sea manifestado en mí, todo el bienestar que me corresponde. Que de aquí en adelante, sea un fiel ejemplo de abundancia, salud perfecta y el amor seguro. Está hecho»

Echa las gotas de tu perfume sobre el agua y coloca las manos sobre el agua.

Quédate en silencio sin pensar en nada. Solo enfócate en tu respiración por 10 minutos.

Apaga la vela y el incienso.

Colocas la preparación en un frasco u atomizador y lo rocías todos los días en tu cuerpo a manera de perfume. @addais

Anuncios