Etiquetas

, , ,

Resultado de imagen para viajero maletas

@addais Mi reflexión de hoy es para los venezolanos que están fuera del país, que han emigrado por diferentes motivos, consecuencia de una sola causa.

El sitio al que llegas es totalmente nuevo para ti, es cierto. No tienes ni idea de lo que encontrarás, pero tú sabes quién eres y qué puedes ofrecer.

Si has decidido salir de tu país, acepta que lo decidiste. En este aspecto, nadie es culpable. No vivas pensando en quien generó tu cambio radical, pues pierdes mucha energía necesaria para emprender. Esta posición no te deja ver el presente que tienes en tus manos y la meta se diluye en resentimiento.

Acepta tu nueva vida, con todo lo que trae, en ella estás manifestando quién eres tú sin aditivos. Si te rechazas, te rechazan. Si te burlas de ti, se burlan de ti. Nada de lo que ves afuera, está ajeno a ti. Todo tiene que ver contigo.

Si es cierto, la situacion en Venezuela, es como estar caminando en una cuerda floja. Cada día, nos preguntamos: Cuando termina esto? Algunos responden: Ya casi cae, ya casi está listo.

Y quiénes están afuera se mantienen en un vilo, esperando el día de la partida a su hogar. Esta actitud, no deja avanzar en el sitio que te encuentras, porque no estás ni aquí, ni allá. Es normal, estar pendiente de los sucesos, pero no es normal, estar sin rumbo.

Mientras te encuentras en ese país, debes tener un objetivo, sino no sabrás por donde empezar. Hay quienes dicen: Mi objetivo es mandar dinero a los míos, que no tienen que comer, haciendo lo que sea. Con esta actitud, la persona se posiciona en el lado del sacrificio y como todo sacrificio se empieza a padecer dolores y mucho más.

Es cierto, cada persona que sale del país busca las mejoras que no consiguió en Venezuela. Sin embargo, para tener éxito es imprescindible, que la actitud cambie. Aquí nos quejamos y nos quejamos. Afuera, la queja resta energía, resta acciones.

Tú, venezolano, que te encuentras allí en ese lugar que escogiste, observa tu alrededor, te está diciendo sus necesidades. Lo que hagas, hazlo en el presente. Vas a volver, pero mientras esto sucede, dedícate con todo tu corazón a progresar, a aprender, tu cultura es tu cultura, nadie te la va a quitar, tus costumbres son tus costumbres, nadie te las va a quitar. No hay necesidad de imponer nada, nadie tiene que compadecerse de ti, porque eres íntegro, completo y confiable. Que necesitas una ayuda, un punto de apoyo, eso sí es más verdadero.

Por eso, venezolano, llega a ese país con tu mejor disposición, con firmeza y humildad y con la plena convicción que mientras estés allí, lo convertirás en tu hogar, ejemplo del buen vivir. Si hoy no fue un buen día, hay un sinfín de días para volver a empezar porque así lo decidiste. Porque tú primordial misión es sentirte pleno en cualquier rincón del planeta. Cuando comienzas a entender esto, Venezuela sonríe y te acompaña.

Venezuela, como buena madre, te dice, «Ve y vive. Yo te enseñé lo abundante que se puede ser en los momentos más duros. Nadie puede saquear tu riqueza, ni tu vida. Aunque te quiten todo, siempre volverás a tener, porque te corresponde. No te angusties, aprende a ser mejor para que tu próspero regreso se sienta en todo el planeta.»
Venezolano que estás en cualquier parte del mundo y ya quieres regresar, mientras estés en ese espacio, da lo mejor de ti , concéntrate en lograr tus metas, desde el lado generoso. No te castigues, ya no hace falta. Volverás triunfante, si así lo decides. Acepta lo que vives hoy y en base a ello actúa con confianza en ti mismo.@addais

Anuncios