Etiquetas

, , , , , ,

Por @virginiaescobar

Uno de los síntomas más comunes cuando estamos padeciendo cambios energéticos son las olas súbitas de emoción, y nos encontramos llorando por nimiedades, sintiéndonos de repente enfadado, triste por una mínima provocación, o inexplicablemente deprimido. Así como extremadamente molestos o casi iracundos, para luego sentirnos plenamente felices.

Como hemos dicho antes nuestro cuerpo y su campo energético está intentando adaptarse a nuevas energías y no sabe que respuesta ofrecer, por eso envía la primera que tiene a mano, va probando una por una para ver cuál se adapta o se ajusta a ese nuevo campo energético con la intención de sanar el pasado.
Es una sensación de tener emociones congestionadas o acumuladas a nivel del pecho.

Consejo: acepte sus sentimientos así como vienen y permítales sentirlos e irse, sienta la emoción y extiéndala al exterior de todos sus campos y respire profundamente desde el vientre hasta su pecho superior. Simplemente sienta el sentimiento y permítale que se evapore solo. No dirija las emociones a nadie. Usted está limpiando su pasado. Si usted quiere alguna ayuda con esto, diga ruidosamente en voz alta que piensa soltar todos estos problemas viejos y pídale a su poder superior que lo ayude.

Agradezca que su cuerpo está soltando estas emociones y no sosteniéndolas dentro, donde pueden hacerle daño, recuerde que cuando somatizamos los problemas o los sentimientos nuestras defensas baja y nos enfermamos.

Una fuente sugiere que la depresión está ligada al permitir soltar relaciones con personas, trabajo, etc. que ya no coinciden con nuestras frecuencias. Cuando nos sentimos culpables por permitir el alejamiento de estas relaciones, la depresión nos ayuda a medicar ese dolor.

Anuncios