Etiquetas

, , , ,

Por @nathywork03

El elemento aire y sus

El aire es uno de los elementos más necesarios en nuestra vida y más difíciles de trabajar en la magia, a diferencia de los demás elementos (fuego, agua y tierra) este no lo podemos ver pero sabemos que está ahí, pasamos la vida respirándolo y llenando nuestros pulmones con él, pero no sabemos cómo llevar adelante un ritual que lo involucre, porque a la hora de hacer brujería (sí, brujería) siempre preferimos encender una vela o hacernos algún baño.

El elemento aire trabaja todo lo que tiene que ver con la mente, (la comunicación, las relaciones, los pensamientos, la creatividad, la inteligencia, los conocimientos, los sueños, el arte, la música)

Pero, cómo se trabaja en la magia???

El elemento aire es predictivo y es un elemento que anuncia los cambios. Cuando se trabaja el elemento aire se debe hacer un análisis de la situación porque normalmente se deben tocar aspectos de nuestra vida cotidiana que aunque son comunes los vamos dejando de lado y eso tiende a romper el equilibrio en nosotros llevándonos a un foso inexplicable del que a veces cuesta mucho salir.

Nos encontramos con situaciones en las que aunque podemos hablar se nos hace imposible comunicarnos, en donde estamos rodeados de personas pero no podemos relacionarnos, en las que tenemos muchas ideas pero ninguna llevamos a cabo, estamos llenos de conocimientos a los que no le damos utilidad y vivimos una vida que sólo existe en nuestra mente alejados de toda realidad.

Todo esto es porque no comprendemos al elemento aire y aunque respiramos, lo hacemos de manera inconsciente dejando de lado la importancia de hacerlo con atención.

Pero, cómo podemos llevar a la práctica del trabajo mágico al elemento aire para mejorar lo expuesto anteriormente?

Comencemos por respirar, de manera consciente y controlada, ese es el primer paso.

Los elementos para trabajar la magia con el aire son los olores y los sonidos, por ejemplo, una meditación donde puedas concentrarte en tu respiración es un inicio, dónde principalmente debes usar la concentración y el silencio para lograr tu objetivo.

Si necesitas mejorar la comunicación lo ideal sería trabajar mantras, afirmaciones y hechizos que normalmente se recitan frente a un espejo y llevan una cantidad específica de repeticiones para que a través de tu inconsciente sean captados por tu conciencia. Las meditaciones guiadas son muy efectivas para poner atención y aprender a escuchar, así lograrás comunicarte de una manera más efectiva.

El sonido de las campanas, o los cuencos son de gran ayuda para elevar tus energías a través de sus vibraciones, sobretodo para ayudarte a conseguir el equilibrio y centrarte en tus metas.

Ver el cielo, las nubes, los pájaros es ideal para mejorar la creatividad. Aunque suene tonto, cuando éramos niños podíamos asociar las nubes con una situación y esto a su vez nos llevaba a crear historias o imágenes… Eso es creatividad.

El trabajo con el elemento aire es importante, lleva tiempo, pero sobretodo mucha disposición de nosotros mismos. Un péndulo es de mucha ayuda para fijar la atención en algún objeto que nos ayude a concentrarnos, un incienso, una campana, una pluma, pero lo más importante somos nosotros mismos y nuestra capacidad de observación para llevar adelante con éxito nuestros rituales.

Anuncios