Etiquetas

, , ,

Resultado de imagen para viernes santo

@addais El Viernes Santo es un día de profunda reflexión, hacemos un acto de reconocimiento de errores y planificamos su corrección. El ritual propicio para este día, se puede realizar en familia o con amigos. Es momento de oración y reflexión.

A las tres de la tarde, el grupo se sentara en círculo con una hoja de papel y lápiz, cada uno. En medio del circulo de personas, encenderán una vela de color blanco o dorado, a lado de ella colocaran un recipiente con sal de comer. Cada persona tendrá a su lado un vaso con agua.

Cada persona escribirá en su hoja de papel, asuntos que quieran despedir, ciclos que deseen finalizar, temas que ya deben dejar atrás. Doblan el papel, colocan un poco de sal en los labios, toman un sorbo de agua y entonan la siguiente oración, juntos y en voz alta:

“Amado Dios

Toma mi vida

y permíteme vivir serenamente este día.

Abre mi mente a pensamientos positivos.

Saca de mí todo mal sentir hacia los otros.

Haz posible que yo pueda sentir gozo, amor, compasión,

y permíteme sentirme vivo otra vez.

Ayúdame a aceptar las cosas como son,

a aguantar la lengua,

a cumplir con mis tareas diarias,

a dar libertad con amor.

Llévate mis preocupaciones por el futuro.

Que yo pueda darme cuenta de que en Tus manos todo se me provee,

que no tengo control sobre nada sino yo mismo,

que el presente es precioso y pasa muy pronto.

Ayúdame a recordar que

el odio y el dolor dirigidos a mí

son el odio y el dolor que siente la otra persona.

Gracias por aceptar mi carga y por hacerla más liviana.

Amen.”

Al finalizar la oración, queman el papel, observan el mensaje de la llama de la vela, en silencio, vuelven a colocar un poquito de sal en los labios y beber el agua, agradeciendo lo que está sucediendo en el momento. Un acto de fe, esperanza y vida eterna. @addais

Anuncios