Etiquetas

, , ,

Resultado de imagen para miercoles santo

@addais El Miércoles Santo representa el primer día de luto para los cristianos y católicos.

Es el día en que se reúne el Sanedrín, el tribunal religioso judío, para condenar a Jesús. Este episodio es el que convirtió los miércoles en días de ayuno. Hoy es el primer día de luto de la iglesia católica, en que se celebra el Oficio de Tinieblas, una especie de funeral por la muerte de Jesús. Los pasos y procesiones de este día reflejan el aumento del dramatismo.

El ritual para este día, lo harás con la mezcla que preparaste el martes Santo. A cualquier hora del día, coloca en un atomizador medio litro de preparación, di la siguiente oración:

“Aquí estoy, Señor Jesús, en este momento de mi vida,

Buscando tu apoyo, buscando tu ayuda para solucionar (dices el problema que te preocupa con todos sus detalles, como si lo contaras a un amigo, di todo lo que sientes, todo lo que te atormenta),

La vida está ante mí como un reto, sin embargo, es lo más preciado que tengo

Y quiero vivir con alegría, con comodidad, con satisfacción.

Quiero ser dichoso, yo quiero ser libre con la libertad de tu Reino.

Quiero ser, Señor Jesús, como el árbol que crece junto al río

Y bebe en profundidad  en las corrientes del agua.

Quiero dar en su tiempo frutos de paz y bien,

y dejar que las semillas que has sembrado en mí se abran.

Señor, así como entregaste tu vida para que supiéramos

Que todo lo hecho por el Padre no puede ser destruido,

Así quiero entregar todos mis problemas  y volver a

Empezar de nuevo con la sabiduría de tu Corazón.

Agradecido por lo que haces por mí. Hoy me entrego en tus manos.

Quiero ser discípulo tuyo, y aprender de ti, Maestro,

a ser libre como el viento, en tu Espíritu, que guía y salva. Amen”

Luego rocía todos los espacios de tu hogar, haciendo énfasis en los rincones, puertas de entrada y espacios libres.

Seguidamente con el  medio litro restante de preparación te mojaras todo tu cuerpo diciendo el Salmo 23 en voz alta:

“El Señor es mi pastor,

Nada me faltará.

2 En lugares de verdes pastos me hace descansar;

junto a aguas de reposo me conduce.

3 El restaura mi alma;

me guía por senderos de justicia

por amor de su nombre.

4 Aunque pase por el valle de sombra de muerte,

no temeré mal alguno, porque tú estás conmigo;

tu vara y tu cayado me infunden aliento.

5 Tú preparas mesa delante de mí en presencia de mis enemigos;

has ungido mi cabeza con aceite;

mi copa está rebosando.

6 Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida,

y en la casa del Señor moraré por largos días.”

Dejas secar la preparación en el cuerpo y sigues tu día con la seguridad de que todos tus problemas ya están resueltos. @addais

Anuncios