Etiquetas

, , , , , ,

Por @virginiaescobar

El mayor obstáculo para nuestro progreso espiritual y personal está directamente relacionado con las expectativas sobre los resultados de las acciones o sobre el comportamiento de las personas.

A la hora de hacer planes en un proyecto o persona también debemos considerar los resultados y los mismos deben ser factibles y diversos, de lo contrario automáticamente caeremos en las energías del fracaso aun y cuando nuestro proyecto sea bueno.

Tener expectativas genera una actitud enjuiciadora, haciéndome sentir que alguien debería hacer las cosas de una manera diferente a como las hace. Deberían hacerlo de la manera que yo pienso que es correcta. Como resultado de estas expectativas hacia los demás, mi intelecto se dirige hacia la corrección y la comparación. Cuando comparo y corrijo a los demás, incluso a nivel mental, experimento agitación e intranquilidad.

Y esto puede resultar muy negativo cuando se trata de mantener nuestra espiritualidad y para ello generar sentimientos de amabilidad, de comprensión y de empatía hacia lo que hacemos y hacia nosotros mismos.

Sólo cuando tengo estos sentimientos en mi interior puedo permanecer confortable y en verdadero bienestar. En realidad, para convivir en armonía con los demás, necesitamos soltar todas las expectativas. En términos espirituales, mi deber es aceptar a todos, tal y como son.

Si tenemos expectativas hacia alguien entonces hay un margen para que surja en algún momento el sentimiento de rechazo. Éste es un aspecto sutil. Si tengo expectativas, entonces no puedo mantener un estado estable y calmado en mi mente. Ni tampoco podré cooperar con todos.

Cuando aceptamos a los demás y somos livianos y cooperativos, entonces les encantará trabajar con nosotros. Tal persona experimentará éxito a cada paso.

Las expectativas estropean las relaciones. Un método efectivo es reemplazar las expectativas por la actitud de apreciación. La apreciación es una cualidad hermosa y extremadamente valiosa. Cuando valoramos y apreciamos la contribución de los demás, el vínculo de nuestra relación se fortalece.

Anuncios