Etiquetas

, , , , , , , , ,

Por @nathywork03

Algunos dicen que el término Druida viene de “Drus” que significa  Roble, pero los celtas decían que significa “muy erudito” “adivino”  o “sabio”.

Lo cierto es que los Druidas son parte de la clase sacerdotal celta y uno de los grupos más privilegiados porque eran los guardianes de todas las tradiciones y poseían toda la información importante, desde la información territorial y política, hasta la vinculada con las artes mágicas y adivinatorias.

Los druidas no iban a la guerra ni pagaban impuestos y tenían el acceso a todas las artes (política, astrología, adivinación, metafísica, medicina, filosofía, poesía, música) y a la escritura, pero a pesar de eso debían mantener toda la información adquirida en su memoria ya que se creía que el alma conservaba todos los conocimientos y cuando llegaba a otro cuerpo podían recordar todos sus conocimiento y así seguirlos acumulando en otras vidas.

No solo los hombre eran Druidas, muchas mujeres también lo eran, inclusive Diosas, pero a las mujeres se le decía Druidas Profetizas y eran las encargadas de iniciar a los Reyes y enseñarlos para garantizar que fueran un buen gobernante para su pueblo, pero sobretodo que respetaran las religiones paganas.

Muchos Druidas eran Bardos, pero los Bardos no eran necesariamente Druidas.

Los Bardos componían poemas épicos y los transmitían por medio de la música. Ellos si asistían a las batallas y les correspondía alguna parte del botín que obtuvieran al ganarla. En la guerra se encargaban de animar a los asistentes. También animaban las ceremonias de coronación de los Reyes y otras fiestas que hubiesen en el reino.

Algunos Bardos también eran sanadores y este arte lo lograban por medio de versos que cantaban con su Lira, es decir, usaban Hechizos y encantamientos como poder de sanción.

Muchos Druidas contaban con un Bardo como mano derecha.

Algunos Druidas también eran Vates. Así se llamaba a los profetas o adivinos que leían el futuro. La palabra Vate viene de “Vaticinar”, eran quienes poseían el don de la adivinación.

La mayoría de los Druidas eran consejeros de algún rey, por ejemplo, tenemos el caso de Merlin que aconsejaba al Rey Arturo tanto en el manejo de su reino como en las estrategias de batallas cuando iban a la guerra y también usaba las artes mágicas para tener la ventaja.

Anuncios