Etiquetas

, , , , ,

Por @nathywork03

Los ciclos de la luna han dado pie en todas las culturas y desde épocas antiguas a celebraciones que con el pasar del tiempo han sido tradiciones importantes a nivel mundial, aunque en el pasado las fiestas no tenían fecha fija sino variaban dependiendo de la Luna.

En enero las fiestas corresponden a las Bendiciones del Año Nuevo que normalmente comenzaban con la primera luna o luna negra (nueva) y se usaban los fuegos artificiales para aplacar a los espíritus del fuego y expulsar a los malos espíritus.

Este mismo día, en China rezaban al cielo y a la tierra para pedir fertilidad y buena cosecha y ofrendaban verduras y flores de las cuatro estaciones.

En Japón preparaban un manjar de pan de arroz como ofrenda a la Luna y el Sol para celebrar el aniversario de la personas mayores de 16 años.

En Grecia se reunían para hacer la cata del nuevo vino y la cosecha recogida.

En Roma los cónsules tomaban posesión de su cargo y eran ofrendados con ramas que recogían en una procesión en el bosque sagrado de la Diosa.

El segundo día en China hacían una peregrinación hacia el Dios de la fortuna, donde depositaban dinero y objetos de gran valor para conseguir el éxito y buenos negocios.

El quinto día en la luna creciente era cuando comenzaba el año en la India y se celebraba con una gran fiesta en honor a la Diosa de la primavera y el crecimiento, la esposa del Dios del amor y a la Diosa de la riqueza y la fortuna. En esta fiesta vestían con ropas amarillas y adornaban a sus vacas con joyas.

El Decimotercer día en la luna llena los chinos adoraban a la Diosa del amor y la fertilidad al igual que las demás culturas que aprovechaban esta luna para hacer rituales, ofrendas para tener un buen amor durante el año.

Anuncios