Etiquetas

, , , , ,

Por @VirginiaEscobar

Vamos ahora con las predicciones para España y abren las cartas diciendo: El juego político se tranca y el económico comienza a dar dolores de cabeza. Sánchez no cuenta con el apoyo popular y poco a poco pierde el de su entorno político. Al español le empieza a importar lo que está pasado porque comienza a pensar en que este hombre sólo trabaja para debilitar el Estado.

Pero se avecinan sucesos repentinos que cambian su suerte y tienen que ver con escándalos de personas que están por debajo de él y de hecho hasta la casa real se verá involucrada, siempre los conyugues y el año que viene le tocará a Leticia.

La Casa Real volverá a salir airosa de ataques que van dirigidos a erradicar la monarquía.

Los militares llevan investigaciones que pronto darán resultados y se sacarán a la luz, pero la información sobre Leticia quedará en manos de la Prensa Amarillista que se darán banquete con la misma.

No es ahora, de hecho pasará algún tiempo pero tarde o temprano la Casa Real anunciará el divorcio y con ello todos los trapitos al sol porque el conflicto hace rato que dejó de ser familiar para ser político.

Con respecto a Cataluña aun queda tela por cortar aunque el conflicto o levantamiento separatista está destinado a apagarse por la sencilla razón de que sus acciones convertirán a esta región en la más pobre de España, más industrias se trasladarán a otro lugar y siempre quedará el recelo de que algo similar puede pasar en el futuro. Los separatistas han creado una especie de maldición para este lugar. Barcelona nunca se les unirá al tonto juego, sin embargo el final será inesperado para toda España porque tarde o temprano todos los involucrados quedarán expuestos, aun si estos portan titulo noble.

La unión entre los separatistas se va perdiendo y a la larga todo este movimiento pierde fuerza hasta no ser más que un mal recuerdo.

Rajoy, solo está de vacaciones y disfrutando al ver como el pez muere por la boca, aunque le cueste a España, él demostrará que tenía razón, su vida política ni siquiera está en pausa porque aunque su partido hoy lo rechace mañana tendrán que inclinarse nuevamente ante él. El jefe siempre será el jefe.

VIDEO

Anuncios