Etiquetas

, , , ,

3064E806-E2DE-4C20-B5F4-FC3090A186D1.jpeg

 

Por @nathywork03

Lo primero que voy a decir es que muchas de las historias de Disney son reales y comprobadas por los hermanos Grimm que en 1812 publicaron las historias que recolectaron durante sus viaje y que intercambiaban por trucos de magia con las personas que conocían. El asunto es, que ninguna de las historias tienen finales felices con príncipes o besos de amor verdaderos, de hecho, casi todas estas personas son como tú que estás leyéndome ahorita o cómo yo, que soy una curiosa y he estado investigando un poco más. 

Blancanieves, María Von Erthal, cómo se llamaba en realidad, quedó huérfana de madre pero su padre Felipe Von Erthal, seguía vivo y viajaba mucho. En su soledad María compartía con las personas del pueblo quienes le tenían gran afecto por ser muy atenta y amable y siempre jugaba con un grupo de niños que trabajaban obligados en las minas (los enanos). Estos niños sufrían de desnutrición y muchos problemas de salud, sobretodo a nivel respiratorio debido al ambiente tóxico de las minas.

En uno de los viajes el padre de Maria conoció a Claudia, quien luego se convertiría en su segunda esposa y con la cual María tendría muchos problemas, pues, aunque no la maltrataba tanto cómo se dice en Disney, si la excluía de los beneficios económicos que le correspondían ya que su padre era un hombre adinerado.

El espejo mágico de la bruja, en realidad fue un regalo de bodas que le hizo su esposo y se dice que tiene un efecto de eco causado por el marco de hierro. Este espejo aún existe y está exhibido en un museo en Europa.

En la historia de los hermanos Grimm dicen que Maria quedó ciega después de contagiarse del virus de Varicela y que fue envenenada con belladona por su madrastra, quien quería quedarse con todo. Cuando María murió, los aldeanos le construyeron un ataúd de cristal, madera y metales cómo homenaje por el cariño que le tenían y en agradecimiento a toda la ayuda que ella siempre les brindó.

 

Anuncios