Etiquetas

, , , , ,

por @virginiaescobar

Un caldero o marmita, puede utilizarse para poner una vela, un inciensario o simplemente como elemento decorativo. Sin embargo, puesto que es un instrumento de transformación mágica, es ideal para realizar hechizos. Recuerda que si tu caldero es de hierro colado, tendrás que tener mucho cuidado con la sal – es muy corrosiva – y no la deberás dejar mucho tiempo en la marmita.

El caldero es perfecto para la adivinación. Para ello basta con que lo llenes de agua hasta la mitad y te relajes. Sin embargo también hay otros métodos.

Para practicar la adivinación durante la Luna Llena, coloca una moneda de plata, un cristal de cuarzo o una piedra Luna en el fondo de un caldero. Llénalo de agua hasta la mitad, enciende una vela plateada y observa. Si es posible, hazlo en el exterior o cerca de una ventana. También puedes hacerlo con cera o aceite. Después de llenar el caldero de agua, enciende una vela blanca nueva y sujétala por encima de éste. Deja que caiga un poco de cera caliente al agua. Cuando las gotas empiecen a solidificarse, ” lee ” sus formas. Esta técnica se utilizaba frecuentemente para responder consultas de amor.

Otro método consiste en dejar caer unas pocas de aceite de oliva en el agua. Concéntrate en las gotas de aceite para recibir un mensaje. Esta técnica es una antigua forma de adivinación de toda la región del Mediterráneo.

Para potenciar tus energías y lograr una mejor conexión puedes ayudarte con el péndulo o con una varita mágica con movimientos circulares de modo que no caigas en cansancio o perturbación mientras realizas esta actividad.

Fuente: Tilia’s Blog

Anuncios