Etiquetas

, , , , ,

27E89443-DA5D-47BC-9A32-DB7D4023254F.jpeg

Por @nathywork03

Muchos dicen que es una mujer, pero no, en realidad es un Maniquí. Otra leyenda dice que es el cuerpo de un cadaver perfectamente embalsamado.

En la vidriera de “La Popular” una tienda de vestidos de novias, se encuentra desde hace casi 90 años (1930 para ser exactos), la sensación del pueblo de Chihuahua en México. Una figura hermosa, alta, esbelta, con ojos vidriosos y manos con arrugas muy reales, al igual que su cabello y su piel, vestida con un delicado traje de novias; sorprende a visitantes, transeúntes  y habitantes cercanos quienes afirman que es idéntica a la difunta hija de la dueña de la tienda.

La leyenda cuenta que la hija de Pascuala (la dueña de la tienda) fue picada por una viuda negra el día que iba a casarse con el amor de su vida, pero el veneno la mató. Pascuala destrozada por el dolor que le ocasionó la muerta de su hija decidió embalsamarla y colocarla en la vidriera de su tienda para que cumpliera su sueño de casarse convirtiéndose en una novia eterna.

EL rumor se corrió y trás la indignación de los vecinos que acosaron a Pascula, quien tuvo que explicar a la comunidad la procedencia del maniquí, afirmando que lo adquirió en una tienda en París donde siempre compraba telas, pero nadie creyó su historia.

Aunque la tienda ya no es de Pascuala, La Pascualita sigue siendo la sensación y su nuevo dueño disfruta de las leyendas y la fama que ella trae a su negocio.

Entre las leyendas desatadas las personas afirman que sienten su mirada siguiéndolos mientras pasan por el frente y que cambia de posición cuando nadie la ve, que se escapa de la vidriera los fines de semana y aparece en las casas más antiguas de la zona. Otros dicen que es una Santa que concede milagros y le dejan velas y flores en agradecimiento. Pero la más loca de todas es la de un mago frances quien dice que le devolvió la vida y pasa las noches con ella bailando, brindando y disfrutando el poco tiempo que pueden estar juntos.

 

 

Anuncios