Etiquetas

, , , ,

Por @virginiaescobar

Una de las creencias populares para acabar con el hipo de los bebés y los niños, es tomar un pedazo pequeño de algodón, remojarlo con saliva o agua y ponerlo en el centro de la frente; en unos minutos el hipo desaparece, aunque no se ha comprobado que sea por el efecto de este remedio casero, muchas madres y abuelas le tienen fe.

Pero la realidad va más allá del simple algodón húmedo, ya que a usted era sentado en una silla de la cocina en presencia de su madre, tías y alguna vecina mientras la abuela mojaba el algodón y se lo colocaban en la frente mientras todas daban su opinión sobre el origen del hecho, lo acusaban de comer rápido, de tomar agua sin pausa, de correr todo el día o de hablar sin pausa, al rato las hipótesis pasanban a acusaciones serias las cuales todas terminan en: “es que no hace caso”, ya en ese punto usted entraba en estado de terror ante tantas matronas, y milagrosamente el espasmo se detenía (por eso recomiendan un buen susto)

En otras ocasiones menos tensas alguna de sus tías o vecinas recordaban que respirar en una bolsa de papel y beber mucha agua quita el hipo, así que usted terminaba mareado por respirar en la bolsa sin tregua y con ganas de vomitar de tanta agua.

También podía aparecer el tío que se hace el gracioso a pegarle un susto que el cual su corazón sufre un pre infarto.

Pero al final la abuela recuerda a todos que nada de eso funciona si usted no tiene un algodón húmedo en la frente, así que sale a rescatarnos de la fauna salvaje familiar

Que cuchis las abuelas que después de tanto trauma nos consentía, protegía, besaba y abrazaba porque al parecer era la única que entendía nuestros problemas.

Cuál la magia de tu abuelita para curar tus males?

Anuncios