Etiquetas

, , , , , ,

Por @virginiaescobar

La educación ha sido vista desde el inicio de los tiempos como la necesidad de llenar los cerebros de la información que se supone que lo hará útil a la sociedad y lo ayudará al final a ser un ente de producción, en pocas palabras va a ser independiente económicamente en el medio en el cual se desenvuelve.

Por eso se cree que el jardín de niños te prepara para la primaria, pero igualmente llega el trauma o choque y tenemos que hablar de período de adaptación, posteriormente se cree que se prepara al niño desde la primaria para la segundaria, pero pasa lo mismo, de hecho tardan mucho más tiempo en adaptarse. Durante su estadía en la segundaria le hacen creer que lo están preparando para la universidad, pero no es cierto, porque cuando este individuo llega a la universidad el choque con una nueva realidad le crea gran inestabilidad y ansiedad, llevándolo a abandonar o cambiarse continuamente de carreras, una vez que se estabiliza y termina una carrera vuelve a caer en la trampa de pensar que lo han preparado para la vida, pero es falso, ya que una vez que entra en el sistema laboral se da cuenta que el sistema ha vuelto a fallar, por lo tanto ha pasado más de 20 años en un sistema que le ha fallado varias veces, y créame que lo mismo sucede cuando somos agentes de cambio vibracional , pensamos que estamos preparando personas para el cambio llenando sus cerebros de información, y no tomamos en cuenta lo que trae el individuo en si.

Toda sociedad, en teoría, busca evolucionar, pero los cambios no se van a dar simplemente porque “alguien” diga que hay que cambiar, cada miembro de la sociedad debe sentir la necesidad de cambio, y no todos lo harán al mismo tiempo, por lo tanto los agentes de cambio son los que deben dar el ejemplo. Para que todos puedan entender mejor los cambios que se buscan lo primero que debemos hacer es empezar por uno mismo, y no estar pendiente de hasta dónde llegan los demás.

De hecho como todos tenemos diferentes los “Dones”, por lo tanto, la evolución en cada uno será diferente, mientras algunos se inclinan por la música otros se inclinarán por las matemáticas y otros por el mundo holístico, más todos son necesarios dentro de la sociedad.

Desde mi humilde opinión la educación debería centrarse en el individuo como agente de cambio, y no como un cerebro vacío que hay que llenar y como docente se el reto que para un profesor significa. En la educación holística se comete mucho ese error, ya que pensamos que todos son capaces de entender nuestra vibración, corrientes o creencias, y a la hora de transmitir nuestros conocimientos caemos inconscientemente en la corriente tradicional, y créanme que las personas solo cambian si vibran en ese cambio y si vibran en sintonía con el cambio de otras personas.

Si yo estoy vibrando en el cambio como docente o guía y estoy cambiando continuamente hacia una evolución, las personas que están a mi alrededor, probablemente, van a intentar cambiar porque van a ver que yo me siento mejor y me va muy bien con ese cambio, o que estoy superando un montón de cosas con ese cambio. Pero no lo harán porque yo les diga que tienen que cambiar.

Venezuela a resultado para mi en estos años el mejor centro de aprendizaje del mundo holístico y espiritual, durante mucho tiempo me dedique, erróneamente, a advertir a la gente que debía cambiar, pero solo con el tiempo entendía que nadie va a cambiar a menos que sienta la necesidad de cambio en lo más profundo de su ser.

Los cambios forzados no logran el objetivo deseado, sino que todo lo contrario, hacen que las personas se frustren porque sencillamente no estaban preparadas para el cambio. Por eso hay que respetar el proceso de cambio de cada ser, al igual que sus tiempos porque de esa manera estaremos respetando el proceso evolutivo de cada uno. La única manera de ayudar a los demás es a través de ejemplo.

Pero en ninguna parte dice que la educación debe también centrarse en sacar lo que hay dentro de cada ser humano, de hecho desde pequeños nos educan para no creer, no ver, no sentir y no escuchar más allá de lo que pueden captar los cinco sentidos.

Si a ti te ha tocado ser agente de cambios vibracionales debe comenzar por dar el ejemplo, facilitar información y recordar en todo momento que cada ser humano trae conocimientos de sus vidas pasadas, debes permitir la educación creativa de cada individuo como parte del proceso evolutivo.

Anuncios