Etiquetas

, , , , , ,

por @virginiaescobar

Los cambios electromagnéticos de la tierra y el aumento de hondas en nuestro entorno han generado un malestar generalizado en todos los seres humanos, de hecho algunos creen que han comenzado a escuchar voces, a tener sueños premonitorios y otros hasta han desarrollado capacidades en algunas mancias.

Lo cierto es que estos cambios no son agradables y el primer síntoma es el cansancio perenne, la fatiga y el sueño incontrolable, que de paso no es reparador sino lleno de mensajes que no comprendemos. También se comienzan a tener dolores de cabeza, mareos o malestar general todo el tiempo, incluso algunos simplemente se sientes fuera de lugar en su propia vida.

Desde mi punto de vista el aumento de enfermedades terminales está íntimamente ligado a las frustraciones de la “No resolución de un conflicto” a la incapacidad de entender, asimilar y adaptarse a ciertas y determinadas situaciones, y que al final terminan somatizando todas y cada una de las frustraciones.

Para empezar la “Frustración” es solo una energía, ella en sí no es ni buena ni mala, es simplemente energía, ella te puede llevar a la derrota, el desaliento y la falta de motivación para seguir adelante, o por el contrario puede servir de incentivo para intentarlo de otra manera hasta encontrar la solución, por lo tanto la frustración es solo energía y no es luz ni oscuridad. En realidad lo que determina si es buena o mala es nuestra decisión, así que la pelota vuelve a estar de nuestro lado y esto habla de nuestras decisiones y nuestra responsabilidad.

La adaptación al cambio vibracional lleva años y en cada ser humano es diferente, ya que dependerá de procesos internos y experiencias de vida. Por esa razón estos cambios son difícil de llevar porque muchas veces dependerá de otra persona que te guíe por el camino correcto, que ya vaya más adelantado que tu que en esta experiencia y que finalmente te ayude a entender que hay un cambio que no estás viendo, de modo que puedas aceptar lo que está sucediendo.

No hace falta entender de entrada el cambio en un principio, es simplemente aceptar que algo hay diferente y que a partir de ese momento trabajarás en ello. Todas estas capacidades que están dormidas son totalmente naturales en el ser humano. Están latentes dentro de nosotros pero no estamos preparados para manejarlos, porque desde pequeños así nos educaron (no oigas, no veas… no sientas o te meto ritalin para que dejes de hablar con tus amigos imaginarios)

Por eso esas habilidades se van a ir despertando en el momento en que nosotros estemos preparados para poder trabajarlas. Por supuesto que este cambio vibracional hará que esos dones dormidos despierten más rápido, algunos serán conscientes, pero otros no e incluso puede que a estas personas se les apague el don para siempre.

No hay que tener miedo a sentir, solo debes tomarlo con calma y naturalidad.

¿Cuáles son esas habilidades? Existen tantas habilidades como seres humanos en el mundo, sin embargo las más comunes son el poder presentir o visualizar un hecho antes de que pase, la empatía que es sentir los problemas del otro, la telepatía que es la comunicación a través de la mente, telequinesis que es poder mover objetos a través del pensamiento, alquimia interna que es la sanación del propio cuerpo, etc., y aunque ustedes hoy no lo vean con claridad, ya cada uno de nosotros ha probado ya estas habilidades, solo que hasta los momentos lo han hecho de forma inconsciente.

Por ahora acepta que eres más de lo que puedes percibir con tus 5 sentidos, existe un mundo superior que pronto deberás explorar si quieres ver una verdadera evolución en tu mundo terrenal, las dos cosas van de la mano, tanto lo espiritual como lo terrenal, y para que puedas evolucionar deberás poner de tu parte y activar ambas cosas, no se trata de abandonar una por otra, se trata de trabajar las dos en conjunto.

Anuncios