reiki stones 2

 

¿Que es Reiki?

 

Reiki es una palabra japonesa que significa energía vital universal. Esta fuerza vital se encuentra en todo lo creado, ya sea animal, vegetal o mineral. Esta energía es conocida en otras tradiciones como Chi, Prana o Luz. Reiki es también una modalidad de sanación energética que utiliza la energía vital universal de forma holística, en donde una persona canaliza la energía y la dirige a la persona que la necesita.

 

Tanto la palabra como la técnica de sanación fueron establecidos por el Dr. Mikao Usui, un monje budista japonés, que “descubrió” el reiki, sus símbolos y usos, tras un periodo de meditación. Como tradición holística, el Dr. Usui comprendió que el Reiki podía ir mas allá de la sanación para convertirse en un estilo de vida y por ello creo para sus estudiantes cinco principios como guía de buen vivir. Hay ciertas diferencias entre las escuelas de Reiki sobre estos principios, pero son en realidad mínimas y no alteran el espíritu de estos. Como yo los aprendí los cinco princios son:

 

Solo por hoy no he enojarme.

Solo por hoy no he de preocuparme.

Solo por hoy he de ser agradecido.

Solo por hoy he de hacer mi trabajo diligentemente.

Solo por hoy he de ser amable y bondadoso con todos los seres vivos.

 

 

Noten como cada principio comienza con la frase solo por hoy. Para mí es una invitación a mantenernos en el presente; a comprometernos por un tiempo limitado y llevadero a estar más consientes de nuestras reacciones y acciones. Reiki no nos pide ser perfectos para toda la vida. Nos pide que por un día hagamos un esfuerzo consciente para notar y corregir como vamos por la vida. Si hoy fallamos (y fallaremos, con suerte cada vez menos), podemos renovar el compromiso al día siguiente, en el nuevo hoy, a la vez que tomamos tiempo para reflexionar que podemos hacer para acercarnos cada vez mas al ideal Reiki. Y si, es un ideal, una meta, pero su verdadero regalo esta en el viaje, en el proceso, en la forma en que cobramos conciencia de nosotros mismos y dejamos de vivir con el auto piloto encendido.

 

El reto de Reiki es el de la vida misma: después de lograr una meta, hay que continuar con nuevas pruebas. El día llegará en que habrás aplicado y vivido los cinco principios Reiki y ciertamente debes sentirte satisfecha por ello. Pero con el llegar de una nueva mañana, la prueba se renueva y puede que ese día no lo logres. Esta bien. Ya sabes que es posible hacerlo. Y mientras mas desarrolles el musculo de la autoconsciencia, más días de logros tendrás. Y en los días en que no, igual recibirás el regalo del autoconocimiento y la reflexión. No es cuestión de coleccionar estrellitas de buen comportamiento, si no de aprender a vivir plena y conscientemente, con la paz, alegría y compasión que ello trae. Veamos pues los principios en mayor detalle.

 

 

Primer Principio

 

Solo por hoy no he enojarme.

 

Pedirle a alguien que no se enoje parece ir contra la naturaleza humana. Después de todo nos enojamos desde chiquitos, cuando las cosas no se dan de la manera en que queremos o cuando la gente no reacciona o actúa de la forma en que esperamos. La cuestión es, ya no somos niños. Como adultos debemos comprender y haber aprendido que no todo se va a dar como deseamos. Cada cabeza es un mundo y a lo que a nosotros nos parece lógico al vecino le parece tonto. Por otro lado, cada quien esta pasando por sus propias experiencias, a menudo negativas y todo ello influye en como actúa en ciertas circunstancias. Como adultos también entendemos que los demás no tienen culpa de lo que nos pasa internamente, de lo que ocurrió en casa o en la oficina y procuramos no pagar con otros las frustraciones propias. Claro, hay algunos mas adultos que otros, pero eso es parte del reto.

 

Imagina que cada vez que te enojas o dejas llevar por la ira yo te diera a comer una cucharada de veneno de ratas. ¿Te controlarías o comerías el veneno hasta morir? Voy a apostar que encontrarías la manera de controlarte. La ira es un poco como el veneno: a la larga enferma y cuidado si no mata. El enojarse constantemente causa dolor de cabeza, problemas de digestión, insomnio, ansiedad, depresión, presión arterial alta, problemas de la piel, ataques al corazón y derrames cerebrales. Como verán, enojarse va en contra de la salud. Ahora, dicho lo anterior, debemos hacer una diferencia entre el enojo y lo que yo llamo la indignación justificada. El que te molestes porque el jefe no aprobó tu proyecto es enojo; el que te molestes porque vistes a un niño comiendo basura es indignación justificada. La verdadera indignación justificad lleva a una acción positiva -como seria comprarle comida a ese chico, donar comida a una casa hogar o hacer una verbena para recaudar fondos.

¿Pero qué hacer con el enojo por lo del proyecto? Primero, examínate: ¿ves el rechazo como algo hacia el proyecto o hacia ti mismo? Si es hacia ti mismo ¿tienes pruebas concretas que lo comprueben? Si la respuesta es sí, ¿qué vas a hacer al respecto? Si es no, regresemos al proyecto. ¿Qué fue exactamente que se rechazó, un aspecto o todo el proyecto? Si es un aspecto, ¿puedes mejorarlo? Si es todo el proyecto y el rechazo es final, ¿qué has aprendido del proceso de creación de este proyecto? ¿Cómo puedes usarlo en el futuro?

El proceso de análisis no solo ayuda a comprender mejor lo ocurrido y lo que podemos sacar de la situación, si no que distrae a la mente y la saca de la emoción de enojo. Lo mejor para evitar que la rabia no pase de una patadita inicial es decidir que no deseamos sentirla. Que nos queremos lo suficiente y sentimos compasión hacia nosotros mismo para decir, “hoy no”. Respirar, rezar, o desapegarnos del ego y abrazar la calma y la alegría interior. Siempre va a haber esa patadita inicial, pero con practica cada vez menos puede crecer hasta convertirse en un berrinche

Ahora, si a pesar de todo, la ira aflora, puedes canalizarla de diversas formas, como practicar un deporte, caminar o correr, meditar, escribir en tu diario tus sentimientos, hacer ejercicios de respiración, agarrar la cama a golpes con un bate (en serio). También puedes aplicar la compasión hacia el que te hizo enojar, comprender (o al menos darle el beneficio de la duda) que quizás esta en una situación que no le permite actuar de mejor manera. Y si nada funciona para sacarte de la rabia, acéptalo. No actúes desde ella ni la alimentes con pensamientos negativos, pero acepta que la sientes y trata de sobrellevarla por el resto del día hasta que pase.

.

 

Segundo Principio

 

Solo por hoy no he de preocuparme

 

Así como enojarse parece algo natural, preocuparse parece algo intrínsecamente humano. Sin embargo, preocuparse niega uno de los grandes regalos que tiene la humanidad: la fe. La fe en uno mismo, en los otros, en los procesos y metodologías, en la vida, en algo mas grande que nosotros, llamémoslos Dios, Divinidad, Universo. El preocuparnos también nos saca del tiempo presente y nos coloca en el futuro, el cual es incierto y maleable. A nivel físico, los efectos del preocuparse son muy parecidos a los del enojarse, además de acelerar el envejecimiento y reducir la libido.

 

Hay una carta en el Tarot, el diez de espadas, la cual presenta a una persona despertándose de una pesadilla. Todos los males que vivió solo estaban en su mente y eso es lo mismo con las preocupaciones. Y una vez en la mente podemos alimentarlas con miedos y pensamientos negativos. Es como el cuento de la Lechera a la inversa: en vez de imaginar todas las cosas buenas que nos van a pasar, imaginamos todas las malas hasta terminar en el peor de los finales.

 

Aquí lo que puede funcionar es cuestionarte esos pensamientos con una simple pregunta: ¿es cierto? Así cuando te preocupes porque te vas a quedar en la calle porque no puedes pagar el carro, pregúntate: ¿es cierto? Lo más probable es que la respuesta sea no; que a lo mejor pierdes el carro, pero no la casa o a lo mejor consigues un préstamo o logras un trato con la compañía de autos o consigues quien te preste un auto. Hay algo en la pregunta ¿es cierto?

que parece abrir posibilidades -pero debes tener la mente abierta y no aferrarte al punto de vista de la víctima. Otra técnica es preguntarte ¿Y si sí? En vez de ¿y si no se me da? ¿si no me llega? ¿si no me lo gano? etc., pregúntate ¿y si si se me da? ¿si me llega? ¿si me gano? Esto nos recuerda que tenemos tanto chance de que nos pasen cosas buenas como de que nos pasen las malas, pero nosotros decidimos enfocarnos en las buenas, sacando a la mente del estado de preocupación.

 

Para mí, la cura de la preocupación es la fe, la acción y la aceptación. Como dice el dicho, si un problema tiene arreglo, arréglalo; si no, ¿para qué te preocupas? Hay cosas que no están en nuestras manos y otras que sí. Con las primeras solo hay que adaptarse a las nuevas circunstancias de la mejor manera; con las segundas hay que actuar lo más rápida y decididamente posible. Y si eres espiritual, en ambos casos hay que tener la fe de que ambas pruebas están en nuestro camino para nuestro propio bien y que la Divinidad tiene fe en nosotros ya sea para superar la prueba o para adaptarnos a una nueva realidad. ¿Y si el Universo cree en nosotros, por qué no habríamos de hacer lo mismo?

 

 

 

Tercer Principio

 

Solo por hoy he de ser agradecido.

 

La gratitud es una gran herramienta espiritual que nos recuerda lo afortunado que somos, por un lado, y por el otro nos pide ver el “regalo del veneno”. Hay mucho por lo que debemos estar agradecidos, desde el regalo de la vida hasta el chance de servir a los demás. Claro, es más fácil sentir agradecimiento por las cosas que percibimos como positivas que las que percibimos como negativas. Y noten el uso de la palabra percibir. Hay un cuento hindú que tienen tiempo rodando por los círculos espirituales que va mas o menos así: el hijo de un granjero se cayó de un caballo y tanto él como el animal se lastimaron. Los vecinos vinieron a dar sus condolencias por lo que percibían como una tragedia, porque el granjero no tenia quien lo ayudara ahora. El granjero dijo que no sabia si era buena suerte o mala suerte, pero que estaba agradecido de que no hubiera sido algo peor. Al poco tiempo los soldados vinieron al pueblo y reclutaron a todos los jóvenes y se llevaron los caballos. Los vecinos le dijeron al granjero que era muy afortunado, porque herido y todo tenía a su hijo y a su caballo y que el accidente había sido una bendición después de todo. Todo puede ser una bendición desde la gratitud y mientras

mas la practiquemos más fácil será ver la vida con ojos agradecidos.

 

Hay muchas maneras de practicar la gratitud: desde agradecer a tu cama y almohada cada mañana, hasta llevar un diario y llenarlo cada noche con las cosas que estas agradecida, pasando por dar gracias a los alimentos que comes, expresar apreciación a la gente que te rodea y ser agradecida contigo misma por todas tus virtudes. La oración también entra aquí, ya que no solo te ayuda a conectar con el Universo si no, que, de nuevo, te ayuda a ver todos tus dones y bendiciones. Una técnica que me gusta mucho es la que llamo el vaso de agua. Tomas un vaso de agua y comienzas a hacer una lista de todo y todos a los que le estas agradecida por el vaso. Seria algo mas o menos así: “agradezco a esta agua que me quita la sed; agradezco a mi consejo municipal y gobierno que permiten que yo recoja agua fácilmente desde mi casa; agradezco a mis economías que me permitieron comprar este vaso; a la tienda que me lo vendió; al trabajador que lo fabricó; al dueño de la fabrica que la instaló; a la arena y al fuego de donde salió el vidrio; a la lluvia y corrientes de donde vino al agua; al cielo y a las nubes de donde cayo la lluvia; a los ríos, al vapor de donde subió la lluvia; y a todos los demás involucrados en el proceso, gracias.”

 

Cuarto Principio

 

Solo por hoy he de hacer mi trabajo diligentemente.

 

Este principio Reiki nos recuerda que el trabajo es una bendición; que es mejor tenerlo que no tenerlo. No solo contribuye a nuestro bienestar monetario y material, si no que nos ofrece el chance de poner a trabajar nuestros dones y talentos y de servir a los demás. Este principio también nos habla de la excelencia que debemos aplicar en nuestras actividades, ya que las mismas son un reflejo de nuestra ser, legado y persona pública. Si agarras fama como buen profesional, en el trabajo que hagas, no solo serás mas buscado por tus servicios, si no que también serás más respetado en el ámbito comunitario. Te ganarás la confianza de tus clientes y ello te permitirá ser mas creativo y dar un servicio superior -algo que por lo general nos otorga satisfacción personal.

 

Si tu trabajo parece poco inspirador, enfócate en el servicio que ofreces y como este ayuda a los demás. Mientras mas diligente seas en lo que haces, más inspiración encontrarás para mejorarte, educarte y desarrollarte. Quizás sea en otra profesión, quizás en donde ya estas. En cualquier caso, incluye al trabajo y a la oportunidad de hacerlo bien en tu lista de agradecimientos.

 

Ahora, este principio no solo se aplica a nuestras actividades laborales, si no también a nuestro trabajo interior: a todo lo que hacemos para crecer y ser mejores. El cultivo de nuestro ser es una de las grandes labores que tenemos en nuestra vida e incluye lo físico, lo mental y lo espiritual. En cierta forma somos tanto el artista como la obra de arte y todo lo que sane, fortalezca y engrandezca nuestro yo, externo e interno, esta incluido en el cuarto principio.

 

La mejor práctica para este principio es la búsqueda de la labor bien lograda, la atención al detalle, ir mas allá de las especificaciones mínimas, ver el beneficio para uno y para los demás, y tomarle amor a la disciplina en que se trabaja, por medio del estudio y aprendizaje. Por otro lado, el auto amor debe ser impulso suficiente para guiar el cultivo de nuestro ser y darnos el ímpetu y constancia necesarios para llevarlo a cabo.

 

 

 

 

 

 

Quinto Principio

 

Solo por hoy he de ser amable y bondadoso con todos los seres vivos.

 

Este principio varía un poco de escuela en escuela. En algunas la traducción es “honrar a tus padres, maestros y ancianos”, pero yo creo que como esta expresado incluye ese dar honor a nuestros mayores. En ingles usan la palabra kind, que es algo mas que ser bueno. También incluye ser gentil y suave. Es por ello por lo que he decidido traducirlo como “amable y bondadoso”, porque se puede ser bueno, pero no necesariamente amable, y creo que esta idea de gentileza es importante. Ser bueno y amable nos pide confiar en los demás. Muchas veces no nos permitimos ser buena gente para que no se aprovechen de nosotros o quedemos como inocentes o tontos. Pero si bien es cierto que siempre habrá esa persona mal educada (o tan metida en su mundo interior que no se da cuenta de nada) que nos trate mal o con poco aprecio, lo cierto es que mientras mejor trates a la gente, mejor te tratará la gente a ti. Y los que no lo hagan, los que prefieran o necesiten que los traten mal para que reaccionen, pues allá ellos. Tú no tienes que perder tu bondad y amabilidad solo porque algunos no sepan valorarlas.

 

Ser amable y bondadoso nos pide que pensemos antes de hablar. Aquí se aplica el dicho budista sobre la comunicación: ¿es verdad? ¿Es necesario? ¿Es amable? En principio hay que aplicar o abrir las tres puertas y el dicho nos recuerda que se puede decir lo que sea con bondad y amabilidad. Y del dicho al hecho, pues hay un solo paso. Está en nosotros decidir como ser amable y bondadoso en la práctica, en lo particular a la hora de llevar a cabo cosas difíciles. Por ejemplo, hace unos días lleve a mi conejilla de indias al veterinario. Nos dijo que se estaba muriendo, que estaba adolorida y que no podía garantizar que la medicina le fuera a quitar el dolor. Ahora, yo me había dicho que jamás sacrificaría (o pondría a dormir, como dice por aquí) a una mascota, que la dejaría vivir lo que le quedara de vida. Pero mi opción era complacerme a mi misma y regresarla a la casa, o evitarle un par de semanas de dolor y dejar que el veterinario la pusiera a dormir en paz. Opté por lo segundo porque en mi corazón sentí que era lo mas bondadoso y amable para ella.

 

Ser amable y bondadoso con los seres vivos te incluye a ti misma. A veces podemos ser muy compasivos y dulces con los demás, pero nos hablamos y/o tratamos de manera horrible. Cultiva la auto compasión y recuerda que estas haciendo lo mejor que puedes, con lo que tienes, en las circunstancias que te encuentras. Y recuerda, si hoy fallaste, algo aprendiste y mañana será otro día. Trátate como a una amada hija; háblate con ese apoyo que te daría tu mejor amiga. Mas que nadie, tu mereces tu comprensión, tu amor y tu aprecio.

 

 

Como Conectarse a los Principios.

 

He aquí algunas ideas sobre como conectarte a los cinco principios en tu día a día.

 

  1. Colócalos en tu espejo y léelos, primero en silencio y luego en voz alta al despertarte y al irte a dormir.
  2. Recitarlos (en silencio o en voz alta) durante el día y detente para examinar que tanto los estas aplicando.
  3. Lleva un diario. Examina que tanto lograste aplicarlos durante el día, que has aprendido y que puedes hacer al día siguiente para acercarte al ideal. Recuerda, se compasiva contigo misma.
  4. Elige un principio y trabaja con el por un día, buscando aplicarlo y vivirlo conscientemente. Luego elige otro principio al otro día y así.
  5. Escríbelos varia veces como si fueran afirmaciones. Quizás tengas que hacer un par de cambios para mantener el elemento positivo de la afirmación. Así que es este caso el “no he de enojarme” se puede convertir en “he de tener paciencia” y el “No he de preocuparme” puede transformarse en “he de confiar”. Si el cuaderno es pequeño, yo diría escribir una pagina por principio, si es grande la mitad. Hacer todos los días por varias semanas.
  6. La afirmación meditada. Respira profundamente varias veces hasta que te sientas relajada. Siéntate con la espalda recta y cierra los ojos. Vas a visualizas una playa de suave oleaje. En la arena esta escrito uno de los principios. El agua lo borra o se lo lleva con ella. Ahora vas a ver la primera palabra del principio. El agua se la lleva. Este proceso se repite palabra por palabra del principio. El agua es tu subconsciente que esta absorbiendo la energía del principio. Cuando hayas terminados con el principio puedes repetir la practica con otro principio o dejarlo para el siguiente día. Al acabar, respira profundo, aplaude tres veces, abre los ojos y bebe agua. Puedes escribir en tu diario lo que venga a la mente.

 

 

 

Anuncios