Etiquetas

, , ,

Por @virginiaescobar

Para muchas civilizaciones, principalmente las situadas en Egipto, Grecia, China, incluso en algunos lugares de américa, el huevo representaba fertilidad y vida. Son prácticas paganas, que cada vez que terminaba una dura época como el invierno, se intercambiaban luego de que fueran decorados.

Cuando en la antigüedad los inviernos eran largos y fríos, y los alimentos comenzaban a escasear, el único alimento disponible eran los huevos.

Pero el huevo implícitamente se regalaba para recordar la llegada de fertilidad, vida y nacimiento, que era una práctica pagana de las antiguas religiones.

Con el auge del cristianismo, y ante las prácticas paganas de regalar huevos en estas fechas, la iglesia católica prohibió comer huevos durante la cuaresma, entonces la gente durante aquellos días los pintaban y los escondían para poder consumirlos sin ser sancionados.

Cuando se eliminó la absurda ley, la costumbre quedó, al igual que el hecho de pintarlos para que no fueran encontrados.

Como era de esperar, aquella costumbre europea fue introducida a América, ligada a otros tradiciones como la del conejo de pascua.

Anuncios