Etiquetas

, , ,

alquimia_08-1

Por @mononokeazul

Alphonse Louis Constant nacido en 1.810 en París, fue un estudioso del Ocultismo y la Magia que vivió en el siglo XIV. Eliphas Lévi es el seudónimo adoptado por él como escritor con el cual salto a la fama.

Tuvo una crianza muy religiosa por parte de su madre que era ferviente católica. Al crecer, y profundizar sus estudios, Lévi decidió alejarse del seminario en el que cursaba y fue generando sus propias ideas sobre el catolicismo. Su madre se sintió muy abatida por la decisión de su hijo y se suicidó, asfixiándose con las emanaciones de su estufa de carbón.
Lévi realizo estudios para ser Sacerdote de la Iglesia Católica. Pero después renunció a su credo religioso y se convirtió en uno de los ocultistas más importantes del siglo XIX. Posiblemente en realidad fuese expulsado de la Iglesia debido a sus posturas heréticas y pensamientos revolucionarios para la época.

Como ocultista Eliphas Lévi consideró al Baphomet como una representación del Absoluto en forma simbólica. Él estaba fanatizado con el tema y paso muchos años estudiando la relación entre Baphomet y los templarios. Además fue el primero en adaptar el pentagrama con las dos puntas hacia arriba como símbolo del Mal. Durante la Edad Media la estrella de dos puntas hacia arriba representaba el invierno. Éste símbolo sigue utilizándose para diferentes rituales hasta el día de hoy.
En su vida escribió una infinidad de obras relacionadas con el ocultismo y el catolicismo. Finalmente en 1.874 sufre una bronquitis grave que termina por matarlo el 31 de mayo de 1.875.

Lévi introdujo los tres principios básicos de la magia que son los siguientes

  • La fuerza de voluntad humana puede lograr hazañas tanto ordinarias como milagrosas
  • Lo que vemos en el universo material es sólo una parte de la realidad
  • Una persona humana es un reflejo del universo en un nivel pequeño, ambas cosas están vinculadas y si se actúan sobre uno, el otro se ve afectado también.

 

Fuente:  ocultismo.blogspot.com

Anuncios