Etiquetas

,

Por @atroconversaciones

La Sagrada Rueda del Año, está dividida en ocho festividades solares, todas ellas relacionadas con el flujo natural de las estaciones y los acontecimientos astronómicos relacionados con ellas. Como es arriba, así es abajo. Como es abajo, así es arriba. Estas celebraciones suelen describirse como ocho rayos en la mencionada rueda, una imagen muy útil para recordarnos el continuo suceder de la vida, el ciclo sin principio ni final que ésta es (tal como lo es una carta natal un circulo de 360 grados con continuidad cíclica) Aunque celebremos cada doce meses la marcha de un año y la llegada del siguiente, en realidad, el año ni empieza ni acaba, como la energía, aunque diferentes tradiciones culturales han determinado uno o dos días para llamarlos Año Nuevo. Sin embargo, como el ciclo tiene en cuenta los ritmos de la naturaleza (estaciones) más que las fechas del calendario gregoriano, los comienzos y los fines de cada año se consideran parte de las festividades y también están vinculados entre sí.
Como la Astrología nos muestra, los acontecimientos celestes tienen una importante influencia en la vida del planeta Tierra y, por lo tanto, también en los seres humanos, como desde antiguo l@s sabi@s de todos los tiempos y lugares han sabido, marcando distintas celebraciones y rituales. Dichas festividades, los ocho días sagrados de la Sagrada Rueda del Año, son una mezcla de acontecimientos solares, como los solsticios y los equinoccios, y las festividades del fuego de las culturas celta y nórdica. Las cuatro festividades solares tienen lugar en un día determinado que, precisamente, marca el acontecimiento astronómico que les da existencia y nombre. Así tenemos que Yule es el día más corto del año o solsticio de invierno, generalmente el 20 o 21 de DiciembreLitha, el día más largo del año o solsticio de verano, el 21 o 22 de JunioEostre u Ostara, el equinoccio vernal (de primavera), alrededor del 21 de Marzo, y Mabon, el equinoccio de otoño, alrededor del 21 de Septiembre, intercalándose entre las festividades del fuego, llamadas así por la costumbre de encender hogueras en esas fechas, que son: Imbolc o leche de oveja, a comienzos de Febrero; Beltane o Día deMayo, a primeros de dicho mes; Lammas o Lughnasadh, a principios de Agosto con la cosecha de granos y Shamhain, la fiesta de l@s ancestr@s, a finales de Octubre.

Para los antiguos Celtas las celebraciones asociadas con los pasos del Sol eran conocidas como SABBATS y hay ocho (8) festividades o SABBATS durante el año asociados a Saturno debido a la estructura.

De estos ocho Sabbats existen cuatro asociados a la plenitud de cada estación y por ende a los 15º de los signos fijos del Zodiaco y estos son conocidos como SABBATS Mayores

15º de Acuario => Imbolc

15º de Cáncer => Beltane

15º de Libra=> Lammas

15º de Escorpio => Samhain

Y los SABBATS Menores asociados a

0º de Capricornio => YULE

0º de Aries => OSTARA

0º de Cáncer => LTHIA

0º de Libra => MABON

Lo que suma un total de Ocho (8) SABBATS asi como momentos importantes en el año astrológico demarcan el principio y/o inicio de una nueva estación y por ende de un nuevo comienzo y el pico o cúspide de mayor intensidad de esa estación demarcada por los signos fijos del zodíaco. Sabbat es descanso-celebración.

Asi como los ciclos solares se celebran los ciclos lunares también tienen gran importancia y son conocidos en la cultura celta como ESBATS, estos son celebrados porque en un periodo de 28 días la Luna recorre la Rueda Zodiacal lo que genera las 13 lunaciones en el año astrológico; y la luna llena es la más celebrada en la tradición Wiccana la palabra ESBAT se deriva de la palabra francesa “s´abattre” que significa divertirse, ahora bien estamos acostumbrados que cuando la Luna se encuentra en fase de luna nueva nos da indicación de nuevos comienzos y también nos el principio de la partición de la rueda zodiacal en cuatro cuartos de 7 días cada uno..

Al realizar una analogía entre los ciclos lunares y los solares (entre la rueda del años y la rueda zodiacal) podemos decir lo siguiente, eso si tomando como eje principal el Zodiaco Natural comenzando con el equinoccio de Primavera determinado por los Cero grados de Aries, cuando trabajamos en función de nuestra luna natal existen dos formas de analizar esta energía la primera es que en un periodo de 28 días la luna en el cielo hará conjunción con nuestra luna Natal, activando un momento de inicio en nuestra carta que es la significadora, siete días después de dicha conjunción la Luna en el cielo hará una cuadratura (aspecto de tensión, de reto, con energía de Marte muy marcada) con nuestra luna natal, 7 días mas tarde hará oposición y asi sucesivamente hasta completar el ciclo lunar en nuestra carta es decir ciclo lunar personal y que afectará escenarios (casas astrológicas particulares sobre las cuales podemos hacer trabajos para seguir evolucionando en consciencia. La otra forma es la siguiente, sabemos que el ESBAT es el momento en que el Sol se opone a la Luna en el cielo (ángulo matemático de 180º conocido astrológicamente como oposición) esto ocurre una sola vez al año en nuestra carta en el cielo veremos 13 lunas llenas sola una de ellas coincide con nuestra luna natal, entonces si el Sol que es la luz del cielo va a estar iluminando a la Luna que son mis emociones y mi subconsciente este será un momento muy importante y será el ESBAT personal, es ese momento que emergerá la energía y el contenido probable que se integre junto a la energía del signo donde se encuentre el sol con la energía de la Luna. Siendo el sol el principio paterno y la Luna asociada con la psique es el momento ideal de integrar lo masculino con lo femenino o el alma con la consciencia.

Es decir, podemos sobre poner la energía de la rueda sagrada con nuestra propia rueda zodiacal obteniendo resultados muy auspicioso para ese año en particular.

 

 

 

Anuncios