Etiquetas

,

Por @chiquiwicca

Atrapasueños, un objeto mágico.

Pese a que vivimos en una era donde la religiosidad en el mundo occidental está de capa caída, seguimos viendo como quien más y quien menos tiene un amuleto al cual recurrir.

Y en esta categoría entran los conocidos “Atrapasueños”, “Cazadores de Sueños” o “Dreamcatchers” en inglés; en la lengua originaria de los Ojibwa, este amuleto se denomina “asabikeshiinh”, que significa araña, aunque también se le conoce por el nombre de “bawaajige nagwaagan” o cepo de los sueños.

Este es un objetos de la Medicina Chamán de los indios de Norteamérica, y que ha ido pasando de generación en generación, y pese a que los indios fueron diezmados en la conquista anglosajona, su amuleto ha conseguido sobrevivir en las leyendas de estos pueblos.

La década de los sesenta en el pasado siglo XX fue uno de los motivos principales por los que los atrapasueños volvieron a adquirir fama. En aquellos años de liberación y contracultura, se pudo ver a muchos grandes artistas con su atrapasueños, entre ellos gente como Neil Young, Willie Nelson y demás artistas que, con la ayuda del cine, hicieron despertar la curiosidad del público. Sin embargo, se les comenzó a relacionar con la filosofía y estilo de vida hippie.

Es el pueblo Ojibwa, del que es común encontrar asentamientos en la zona de Ontario, Wisconsin y Minnesota; quien decide comercializarlos, mientras que las demás tribus indias les criticaron por poner a la venta este objeto y su significado. Realmente tiene sentido el reclamo, puesto que en la actualidad se fabrican o venden desconociendo el mágico proceso de energización.

El misticismo de estos amuletos sigue siendo atractivo para muchas personas. En los pueblos indígenas norteamericanos se cuidaban de profesar un respeto especial a los dioses y la naturaleza. Esto precisamente es lo que buscan muchos en los atrapasueños, una vuelta a los valores de estos pueblos antiguos.

La tradición dice que este tipo de objetos son de gran ayuda para mantener con nosotros las buenas ideas y los sueños agradables, protegiendo a quienes lo poseen, ya que, según la creencia, el tiempo de los sueños está influenciado por las buenas y malas energías que es preciso manejar; estamos ante un elemento mágico que nos ayuda a descansar, pues absorbe las negatividades del ambiente, alejando los malos espíritus y trayendo soluciones creativas para quien lo posee.

¿Sabías que hay una leyenda detrás de los Atrapasueños?

Según cuenta la leyenda, existía una mujer araña de nombre Asibikaashique se dedicaba a cuidar a las personas de la tierra. Esta mujer, protegía a todas las criaturas de nuestro planeta, se inclinaba sobre las cunas y camas de los niños a la vez que tejía una fuerte telaraña que atrapaba todo el mal que se producía entre sus hilos y desvaneciéndolo al llegar el alba.

En el momento en que se pueblo se dispersa por América del Norte, le fue cada vez más complicado de cuidar a todos los niños. Esto hizo que madres y abuelas tuvieran que empezar a tejer redes con propiedades mágicas que atrapaban malos sueños y pesadillas, dando como resultado la protección de los niños.

¿Cómo es un Atrapasueños?

De forma tradicional, los Ojibwa fabricaban los atrapasueños procediendo a atar hebras de sauce alrededor de una argolla circular de 9 centímetros o en forma de lágrima, con lo que al final era una red parecida a una telaraña, que se realizaba con fibra de ortiga teñida en color rojo.

Está compuesto de 4 partes básicas:

  • El Círculo o Aro que representa el cosmos, los 4 puntos cardinales y la rueda curativa o la rueda de la vida. Esto hace que el aro se divida en sectores que se distribuyen de la siguiente manera: En el norte aire, al sur agua, en el este fuego y en el oeste tierra.
  • La Malla o Red, que dependiendo de la tradición, son los sueños que tejemos cuando dormimos, cuando imaginamos o en las acciones que generamos en nuestro día a día. En el centro de esta red vemos el vacío, que es el “Gran Misterio”, nombre que le dan las tribus al “Creador de Todo”:
  • Las Plumas son el principal símbolo de energía que tiene el atrapasueños. Dicen que cuenta con los mismos filamentos que tiene el aura del ser humano y debido a esto, los chamanes la eligieron para filtrar los sueños buenos, las plumas son una representación de lo etéreo, recordemos la importancia que para ellos tenía la figura del águila: es un contacto directo con el cielo, con aquello que no se encuentra condenado a habitar en la tierra.

También las plumas, según el pueblo indígena, barren las costumbres negativas, esto hace que la utilicen junto con el humo cuando realizan sus sanaciones espirituales.

  • Cuentas, abalorios o semillas perforadas que se usan según el gusto de cada persona, son la representación del poder individual. El consejo es elegir las piezas, según la personalidad de quien lo utilice.

Los atrapasueños filtran nuestro descanso nocturno. Así, mientras dormimos, los buenos sueños y las sensaciones positivas bajan por las plumas inferiores, para discurrir poco a poco hasta nosotros, mientras que las pesadillas o las malas sensaciones quedan atrapadas en ese tejido de araña central. Cuando llega el amanecer, las luces tibias del sol hacen que las pesadillas se desvanezcan y desaparezcan para siempre de nuestro atrapasueños.

Pero para el pueblo Lakota de la tribu Sioux, los atrapasueños funcionan de manera bien diferente. Las pesadillas pasan por la red y los sueños quedan atrapados en los hilos deslizándose por las plumas hasta la persona que duerme. Lo malo se bloquea destruyéndose y lo bueno se queda con nosotros.

Otra manera de construirlos, es con una piedra central, de tal manera que las energías negativas que emanan de los malos sueños o pesadillas sean atrapadas por el centro del círculo, se puede decir que es como si fueran insectos atraídos por la miel. En el momento en que llega el sol de la mañana y es irradiado el cristal, las energías negativas que estaban atrapadas en la piedra, pasan a ser positivas, liberándolas por la pluma al ambiente.

También existen personas que dan a un “Atrapasueños” diferente significado, dando a entender que la palabra sueños son las aspiraciones o deseos. Siguiendo esto, el amuleto serviría para alcanzar lo que nos propongamos; y es por esto que muchas personas quizás no tengan uno guindado en sus cuartos, pero si tengan una imagen, de preferencia dibujada o coloreada por ellos mismos, como un talismán para las horas del día, ya que ayudan a que mantengamos las ideas positivas con nosotros.

Cómo trabajar un “Atrapasueños”

Como ocurre con todo amuleto, se debe personalizar a fin de filtrar todo tipo de negatividades individuales, lo que favorece la evolución de la persona. Una de las costumbres para personalizar el atrapasueños es cortar uno de los hilos que forman la red, interrumpiendo así los sueños malos para que jamás se cumplan, siempre y cuando el tipo de tejido de tu amuleto tenga nudos individuales, para que no se desarme entero al intentar esta práctica.

Hay que recargarlo con energía positiva, por ejemplo con el siguiente procedimiento:

A primera hora de la mañana, en el momento en el que aparecen los primeros rayos de sol, debemos coger el atrapasueños., llevarlo a la altura del corazón de frente al sol, para luego cerrar los ojos y pensar en los momentos de mayor felicidad de nuestra vida. Esta energía se plasma, o es atrapada, por el amuleto y va a permanecer en él por años.

Este procedimiento se recomienda hacerlo dos veces al año. Si lo colocamos en las cabeceras de las camas, protege nuestros sueños, interviniendo en la apertura espiritual, donde amplia nuestra conciencia y la mejora.

Los atrapasueños se deben colgar en el techo de la habitación, próximos a la cabecera de la cama, debiendo evitar el contacto con cualquier objeto o pared que pueda impedirles la libertad de movimientos. Hay que asegurarse también de que el sol que entre por la ventana lo ilumine, siendo fundamental que esté en óptimo estado, la luz del día es la única que lo limpia y lo carga.

Este tipo de objetos tienen que encontrarse en perfecto estado, de no hacerlo no funcionará, es un elemento mágico que nos ayuda a tener un buen descanso, absorbiendo las negatividades del ambiente, alejando los malos espíritus. Debemos cuidarlos de su deterioro, ya que de ello depende la limpieza energética nociva.

En caso de que el tiempo haya desgastado sus materiales y queden hilos sueltos o plumas descoloridas, se debe adquirir otro nuevo. El viejo se quemará y deberá ser arrojado a la basura.

Otra manera de personalizar y mantener tu amuleto

  • Debes encender un montón de salvia. Una vez que la salvia se encienda y se haya quemado durante un minuto, debes agitarla para que el fuego se extinga. Tiene que quedar humo, pero no una llama, el humo purificará el atrapasueños.
  • Mueve la salvia alrededor del atrapasueños. Comienza por la parte frontal, rodeando el atrapasueños y lo cubres con el humo. Hay que hacer pasar el humo alrededor varias veces para que la mala energía se marche.
  • Anda de forma lenta por el borde de tu habitación en el sentido de las agujas del reloj. El humo se tiene que esparcir por toda la habitación. Esto hará que sientas la purificación y la sanación que produce el humo mientras caminas.
  • Tienes que llevar tu consciencia a otro nivel, y para ello debes enfocar tu atención en el alto poder en que creas, en la presencia del poder dentro de ti, siéntelo.
  • Da la vuelta y ponte frente a tu atrapasueños. Debes decirle lo que quieres que haga por ti en voz alta, cuando le hablas debes dirigirte como si fuera un viejo amigo.
  • Cuando cerramos la ceremonia, tiene que dar las gracias a tu atrapasueños por todo lo que hice y darte esa protección que necesitabas.
  • Cuando necesites limpiar tu atrapasueños de malos sueños, es necesario que repitas este proceso de manera constante. Cuando sientas que se tiene que limpiar, debes hacer esta ceremonia, marchándose la energía negativa.

Como has podido ver, estás ante un objeto de especial encantamiento, hecho manualmente y que cuenta con gran aceptación independientemente de la raza o clase social, gracias a que ciertamente son bastante estéticos, por lo cual lograron sobrevivir hasta nuestros días, en que el auge de la magia, está haciendo que objetos como este, recuperen su sentido originario.

Fuente: https://www.atrapasuenosweb.com/

Anuncios