Etiquetas

, , , , , ,

La wicca no es una corriente de magia en sí, sino una religión mágica. Es decir, un conjunto de , que considera la magia como algo esencial. Y en sus orígenes la práctica de la wicca va íntimamente ligada a la magia en grupo, Covens y Akelarres. Lo que se prefiera.

Una sacerdotisa o sacerdote dirigen la ceremonia mágica, y concentran la energía. Pero al mismo tiempo, a partir de la wicca, se inicia una recuperación de las tradiciones más o menos mágicas de distintas zonas europeas. De ahí el término de magia tradicional. Plantas, pociones, ritos a la luz de la luna y en la naturaleza. Eso es la magia tradicional. Amuletos y hechizos que funcionan por simpatía, con una relación a menudo evidente entre causa y efecto.

En este último aspecto es donde radica la diferencia esencial entre magia ceremonial y magia tradicional. En la magia ceremonial cada acción, símbolo y gesto tiene una única forma; mientras que la magia tradicional permite una enorme capacidad de adaptación a las circunstancias y el momento, siempre y cuando los elementos mágicos se relacionen de un modo lógico para la bruja que está llevando a cabo el trabajo. (de ahí la importancia del estudio de la Lógica Mágica)

Un ejemplo: para un mago ceremonial el color de la vela debe ser el adecuado para la alineación astral y el tipo de magia que va a realizarse. Para una bruja, es el color que ella considera adecuado para el trabajo mágico.

Poco a poco y con el paso de los años la magia va desligándose de la religión, y es posible encontrar autores que tratan sólo ese ámbito, dejando aparte lo espiritual (aunque en general todos son wiccanos).

El mago ceremonial siempre dependerá de sus herramientas. Sin embargo, el mago natural en cierto momento comprenderá que las herramientas son sólo eso, herramientas, y que toda la magia depende de él y sólo de él.

fuente: casasdelacarne. com

Anuncios