Etiquetas

, , , , , , , ,


Por @virginiaescobar 

Hace más de 5.000 años, alguien en Irlanda graba la representación de un eclipse sobre tres piedras en un monumento megalítico—el primer registro de un eclipse solar conocido, según los expertos. 

Los investigadores han observado que los rayos del sol inciden en una de las cámaras de este monumento de County Meath durante los días correspondientes a las antiguas festividades célticas de Samhain.

Nuestros antiguos ancestros irlandeses grabaron imágenes de un antiguo eclipse en piedras gigantes hace más de 5.000 años, el 30 de Noviembre del año 3340 a. C. para ser exactos. Este es el eclipse de sol registrado más antiguo conocido de la historia. Los petroglifos han sido descubiertos en el “Cairn L” de la Edad de Piedra, sobre Carnbane West, Loughcrew, en las cercanías de Kells, en el condado de Meath. El paisaje de suaves colinas redondeadas propio de la zona está plagado de monumentos Neolíticos. Algunos dicen que había originalmente al menos de 40 a 50 monumentos en el lugar, aunque otros aseguran que su número se acercaba más a los 100.

El “Cairn L” ha sido mencionado en un artículo de la revista Astronomy Ireland : “El más Antiguo Eclipse Registrado Conocido en Irlanda Hace 5335 Años.” En él podemos leer que en el Neolítico Irlandés los sacerdotes astrónomos registraron ciertos eventos sobre la superficie de estas tres piedras relacionadas con el eclipse, como se aprecia desde su ubicación.

En todas las culturas y en todas las religiones se cree, desde la más remota antigüedad, que un eclipse de Sol es un fenómeno misterioso, un enigma y una acumulación de presagios que anuncian grandes y tremendos acontecimientos y aunque el miedo de la gente se inclina a pensar que serán desastrosos, tampoco eso es del todo cierto. Los Celtas tenían la seguridad de que un eclipse rompía el equilibrio del universo. Pensaban que debian canalizar esa fuerza, para que no influyera negativamente en la naturaleza.

Los Druidas realizaban un ritual representando a los dos astros a través de sus símbolos, evocándolos y tratando de desviar la energía que despliegan en ese encuentro hacia objetivos determinados, evitando así su dispersión. Solían enviar esa Fuerza Astral hacia los enfermos y personas más débiles. Hacia los bosques, los animales de su entorno, los campos y las cosechas. Sabían canalizar, de igual manera, esa Fuerza hacia objetivos menos concretos, como el éxito en las batallas o en las iniciativas, y eso lo hacían dibujando sobre pieles o pergaminos los anagramas con los que, estaban seguros, los Dioses atenderían sus demandas.

En el misticismo druidico de los eclipses constituían fenómenos espectaculares y terribles, que ocurrían cuando Celi (cielo) tenia una unión mística con la Luna, esa es la razón por la cual se estudiaron con tanto interés estos fenómenos.

Los Druidas consideraban todos los eclipses como una reiteración de las fuerzas regeneradoras de las energías espirituales del universo, aunque en los documentos astrológico antiguos se consideraban inicialmente a los eclipses como un “mal”, posteriormente adquirieron un matiz mas acorde y es así como encontramos eclipses cargados de buenas energías y eclipses cargados de malas energías, dependiendo que significara una ganancia o una perdida, y se vinculaban generalmente a los acontecimientos nacionales.

Esta tradición tiene su base en dos historias sobre el origen de la creación, aunque debo reconocer que existen otros mitos paralelos en el que se supone “La Oscuridad” precedió a “La Luz”.

Por ejemplo es bien conocido en relato de la Biblia donde se hace mención a Lilith, cuyo nombre significa “noche” y que fue la primera esposa de Adán. En el Talmud, Lilith se pelea con Adán, lo abandona y es perseguida por tres ángeles que intentan convencerla para que regrese y se convierta en madre de la humanidad, pero al parecer esas no eran las aspiraciones de Lilith.

Mas tarde sus celos insanos por la nueva esposa de Adán, Eva, la hacen volver y tomar venganza, instigando a Caín en contra de su hermano Abel.

En el mito céltico de la oscuridad y la luz de Ceridwen son tres gotas vertidas del Caldero Sagrado las que transforman a Gwin de un niño mortal en una deidad solar conocida como el dios bardo Taliesin. El nacimiento de Taliesin no fue del agrado de la gran diosa lunar, que hundió al recién nacido en las aguas del océano. Tanto al Sol  como a la tierra se les veía como divinidades donadoras de vida; pero Ceridwen fue la madre primordial, la diosa lunar cuyo poder, como el de Lilith, incorpora el aspecto mas místico y oscuro de lo femenino.

Anuncios