Etiquetas

, , , ,

writing-2@karembarratt

 

Bienvenida a un nuevo año en tu vida. Ya de seguro has escrito tus metas para el 2018 o estas a punto de hacerlo. Sin embrago, es posible que en el pasado también lo hayas hecho y después te sentiste abrumada por ellas, sin saber por dónde comenzar, dejándolas a la mitad o rindiéndote cuando casi ya las alcanzabas. Esto tiene que ver en parte con organización. A veces, con la emoción de las fiestas nos planteamos muchas metas o metas de gran peso o metas que parecen imposible. Así que vamos a comenzar con papel y lápiz y vamos a darle orden a esta fiesta de sueños.

  1. Haz dos listas: las metas que dependen de ti y la que dependen de factores externos a ti. Recuerda, tú solo puedes controlar tus emociones, percepciones, reacciones y acciones. Todo lo demás es ajeno a ti y por mas que quieras no puedes controlar el tiempo, el mundo, el hecho de que alguien quiera ayudarte o no. Ahora toma la lista de las cosas que dependen de ti y…
  2. Decide que quieres en verdad hacer y que crees que tienes que hacer. Para que las metas se den usualmente necesitan corazón, pasión, pero no tanto obligación. Estudia la lista de las cosas que crees que debes hacer. ¿Te emociona? ¿Te llena de entusiasmo e ímpetu? ¿Deseas hacerlas ya? Si la respuesta es sí, pásala a la lista de lo que en verdad quieres hacer. Si no, es probable que no sean metas verdaderamente tuyas, si no que estén reflejando lo que la sociedad, la familia, los amigos, los medios y demás te dicen que debes hacer y ser. Así que, por los momentos, nos vamos a quedar con las metas que en verdad quieres hacer.
  3. Elije la meta más fácil o la mas a la mano y ponla de primero. Continuo ordenando la lista de más fácil a más difícil. No es cuestión de flojera, ni nada parecido, sino que tiene sentido que comiences por los más asequible y rápido porque así te abres mas tiempo para lo más difícil y porque, emocionalmente, cada logro de cada mata fortalece tu determinación para las metas más complicadas.
  4. Decide que tienes ya y que necesitas para alcanzar la primera meta. Con esto me refiero a habilidades, contactos, experiencias, estudios. Quizás ya tengas ciertos conocimientos, pero necesitas a otros. Tal vez conozcas a una persona que te puede ser útil, pero necesitas contactar a un experto para aclarar ciertas dudas. A lo mejor puedes usar un cuaderno que ya tienes para anotar ideas o necesites comprar uno.
  5. Ponle fecha de término a la meta. Así tendrás un punto a donde llegar y te mantendrás mejor organizado.
  6. Divide la meta en fases, particularmente si estamos hablando de las metas mas complicadas. Ponle fecha de comienzo y terminación a cada fase. Agrega un “premio” pequeño que te vas a dar cada vez que termines una fase. Durante el tiempo que dure la fase, pon toda tu atención en la misma, no te distraigas pensando en las próximas fases o en las pasadas.
  7. Decide como sabrás si ya has completado tu meta. Suena medio tonto, pero ayuda al cerebro a enfocarse. Por tanto, puede que sepas que has cumplido tu meta cuando tengas el carro nuevo, la promoción, entres en una talla particular de ropa, la gente comente que estas mucho mas paciente y amigable, medites por una hora diariamente, etc.
  8. Celebra con el logro de la meta. Date un premio algo mas grandes que los premios chicos de las fases, reúnete con amigos y seres queridos o haz alago especial que indique lo importante que es haber obtenido tu meta.
  9. Reduce. Ahora que ya tienes una idea de como organizar tus metas mi ultima recomendación es, si tienes muchas, reducirlas a no mas de cinco. Por tanto, tendrás que decidir cuál de ellas te llegan al corazón, te entusiasman y te hacen sentir que puede cambiar mas tu vida para mejor. Siempre puedes agregar una o dos si has logrado todas tus metas antes del fin de año, pero tener demasiadas metas puede ser contraproducente y a lo mejor terminas llevando a cabo solo una o dos.
Anuncios