Etiquetas

, , , ,

Por @hijadelaluna26

Hécate fue relacionada con diversos animales; si repasamos unos posts más abajo recordaremos que Hécate es una diosa ctonica, es decir, proveniente de la tierra, por lo tanto es considerada madre y protectora de todas las criaturas salvajes.

Hécate está relacionada de forma muy estrecha con criaturas como los caballos negros, cuervos, búhos, escorpiones, serpientes, leones, osos, murciélagos y los perros negros, quizás los más emblemáticos, no en vano le llamaban “LA PERRA”. Sin embargo su relación con 3 de estas criaturas va un poco más allá de su protección o el color de los mismos.

Desde tiempos antiguos se cree que cuando una jauría de perros ladra y aúlla incesantemente es porque anticipa el paso de la diosa de la luna por ese lugar. Sin embargo su relación con algunos de estos animales es muy particular y ya voy a explicar el porqué.

 Los perros son vistos Como “guías de los espíritus” al “otro mundo”, lo que refleja el aspecto de dueña de los umbrales de Hécate y símbolo de destrucción, ya que en la antigüedad, los cadáveres eran dejados a los buitres y perros para que fueran devorados y liberados así de este mundo.  La serpiente es un símbolo de renacimiento y representa la transformación, ¿no es acaso la muerte un proceso transformador? El caballo, a su vez, es visto como el “transporte” al “más allá”. Algunos afirman que la Rana es un animal fuertemente asociado a Hécate por simbolizar la gestación y el feto.

De esta manera podemos ver aspectos fundamentales de La Diosa Hécate representados en estas criaturas: la recordamos como diosa de la tierra, la madre destructora por excelencia que nos conduce y nos transforma, de muerte a vida, de vida a muerte, estableciendo así su relación con la Luna y su ciclo de nacimiento, crecimiento, muerte y renacimiento.

Debido a que Hécate ya había sido difamada a finales del periodo romano, a los cristianos de la época les fue muy fácil envilecer su imagen y con ella los animales asociados a la diosa, siendo considerados “criaturas del mal” y “criaturas de la oscuridad” aunque no tuviesen nada de malignos. 

Anuncios