Etiquetas

, , ,

king-of-pentacles@karembarratt

 

 

El Rey de monedas comparte muchas de las cualidades de la Reina en relación con la familia y amistades. Le gusta estar rodeados de ellos y es el monarca de las barbacoas los fines de semanas (si en verdad es rico, la barbacoa será en un yate, una playa privada o su finca). Aunque buena persona, que puede apreciar la belleza de la naturaleza, no es muy artística que se diga y su refinamiento puede ser el resultado de su idea de lo que significa ser prospero, a un gusto verdadero (por lo menos al principio) por las cosas convencionalmente finas de la vida. Si no es rico de cuna (por lo menos dos generaciones), es probable que haga alarde de su sencillez y conexión con los estratos más populares y autóctonos de la sociedad. Al Rey no se le gana con exhibición de cultura, sino con franqueza y aprecio genuino a su hospitalidad y generosidad.

 

A nivel de negocios, el rey es un lince, como diríamos en criollo. Es un animal predatorio que tiene por presa a las oportunidades de crear fortuna. En ese sentido es analítico, pero falta de creatividad a veces. Es el tipo de persona que hace listas de todo, mide, pesa a las cosas, lugares, personas, en buscas de ventajas y desventajas. En su lado negativo puede ser aburrido, muy materialista y solo ver en la gente lo que le pueden ofrecer en forma de alguna ganancia. Por el lado más amable es generoso con los suyos, leal con los amigos de su generación (no tanto con los más jóvenes, a los que puede ver como competencia) y buen consejero en temas económicos. A veces el Rey no representa a una persona, si no a una institución, normalmente de índole financiera, como un banco.

Como el resto de la corte, el Rey es de trigueño a negro, de cuarenta en adelante. Todavía conserva su sensualidad y en algunos casos esta parece cobrar más fuerzas en el otoño de su vida, lo que lo puede hacer un seductor, que usa su riqueza como arma de atracción. Si se mantiene activo puede conservar mucho del atractivo viril de sus años mozos, Si no, se le viene una buena panza en ciernes. En líneas generales el Rey es una persona afortunada y la mayoría de sus proyectos terminan con éxito. Aunque como ya dije, el Rey no siente inclinación por las artes o cultura general, le gusta aprender cosas prácticas, así que es posible que estudie, formal o informalmente, temas como inversiones, computación, y hasta jardinería, por su gran amor a la naturaleza. También es un hombre que ama a los animales, normalmente grandes, y cuando esta con ellos es un momento, aparte de cuando cómprate con los chicos de la familia, de ver su lado más suave y tierno.

Anuncios