Etiquetas

, , , ,

ten-of-pentacles@karembarratt

 

Bueno esta es la carta del triunfo, del gran logro, a nivel económico, físico y familiar. La imagen común muestra a una familia rodeada de monedas en un hogar lujoso. Los rosales han dado rosa; la cosecha fue prospera; el negocio fue una oportunidad dorada; sacamos buenas calificaciones; los esfuerzos para una salud y cuerpo perfecto dieron resultado y la familia ha encontrado el equilibrio ideal para estar juntos sin estar revueltos. Hasta las mascotas suelen estar incluida en esta imagen opulenta de felicidad.

Prácticamente no hay más que decir a nivel positivo sobre el Diez de Monedas. Es interesante que la familia incluye a personas de diferentes edades, lo que es una llamada a agregar a los muy cercanos y a los un poco más lejanos en nuestra buena fortuna -sin caer en el peligro de que abusen de nosotros. Otro detalle sobre esta carta es que la familia parece estar dividida en pequeños grupos. Por un lado, esto puede sugerir respeto a los intereses de cada uno. Por el otro, advierte sobre el riesgo que, precisamente por la buena fortuna, los miembros se concentren tanto en sus “cosas” que no participen tanto en las actividades familiares y se comiencen a separar del núcleo familiar.

El Diez también advierte que, por muy buena que sea esta pudiente etapa, todavía es frágil, así que hay que ser cuidadoso con el dinero -lo que puede originar discusiones entre diferentes personas. Esto también se aplica al cuerpo y la salud. Si nos hemos recuperado de una enfermedad, no hay que saltar como liebre a llenarnos de actividades. Y si logramos el cuerpo que deseamos, pues caramba, no se le da una patada a la dieta y se comienza a comer helados sin mesura, si no que hay que crear una transición para que el logro sea permanente. Si sacamos buena nota en un examen, pues no hay que dormirse en los laureles.

Este es un buen momento para hacer limpiezas energéticas al hogar, los negocios y a nosotros mismos, para sacar cualquier basurilla que haya quedado de experiencias previas y que pueden echar raíces y echar a perder todo el trabajo que hemos hecho en este viaje del As al Diez de oros. Y esas experiencias (particularmente la del Cinco de monedas) nos debe inspirar a ser generosos, trabajadores y pacientes con nosotros mismos y con los demás, que hay familias de vida y hay familias de sangre y hay familiares que solo vemos una vez en la vida, unidos a nosotros por su humanidad.

TenPentacles

 

Anuncios