@karembarratt

fourp

Bueno, aquí es cuando comienzan los problemas. En principio, el Cuatro de Monedas es una carta positiva. Significa que se han logrado metas, acumulado una buena cantidad de dinero, obtenido estabilidad material, quizás hasta el que, por fin, hayamos conseguido el cuerpo perfecto. La buena fortuna se inclina a nuestro favor. Es probable que ahora tengamos relaciones influyentes, conocidos o amigos importantes, o seamos respetados más por nuestra comunidad.

La autoconfianza está en alto y nos sentimos orgullosos de haber conseguido nuestros fines y de todo ese esfuerzo que pusimos para lógralos. Y de repente, como quien no quiere la cosa, algo comienza a cambiar en nosotros. Corrección: puede cambiar en nosotros. Tal vez el justificado orgullo se torne en arrogancia, cosa que normalmente cierra la mente a la compasión y nos torna prejuiciosos, juzgando las habilidades y frutos de otros de acuerdo con nuestra propia experiencia y no de acuerdo con la naturaleza e historia de ellos.

El Cuatro de monedas nos advierte que, si no tenemos cuidado, podemos tornarnos en seres avariciosos y de ambición desmedida. La generosidad mengua en nuestro corazón, y cada vez queremos más y más, por el solo hecho de tener más. Esto puede manifestarse en el cuerpo en un exceso de ejercicios y dietas sumamente estrictas o lo opuesto, un apetito voraz que no se quita con nada. La desconfianza echa raíz en nuestra alma y dudamos de los motivos de quienes nos rodean: comenzamos a verlos como personas interesadas, como ladrones en potencia. Por otro lado, podemos convertirnos en seres posesivos con relación a nuestros seres queridos. Pensando que actuamos con amor, exigimos obediencia y fidelidad absoluta; pretendemos decidir con quien deben tratar, que deben estudiar, a que círculos deben frecuentar y cuando la rebelión natural ocurre, la tomamos como falta de respeto y amor y castigamos negando recursos, incluso hasta echando del hogar al rebelde.

Por un lado positivo, si logramos evitar los deseos de dominar/controlar a la familia, la carta puede indicar un buen momento para disfrutar de la seguridad del hogar, estrechar los lazos de afecto con los seres querido y una de las maneras de hacerlo es creando espacios personales, ya sean físicos o mentales, en donde todos tenga un lugar de privacidad. Esto ayudará a que la familia no se asienta agobiada y puedan relajarse y regocijarse más cuando estén juntos.

El Cuatro de Monedas también habla de una necesidad de sentir seguridad: económica, física y emocional, y esto nos puede a llevar a actuar de manera más conservadora de lo hacíamos antes. Esto puede ser bueno, porque en ciertos casos hay que actuar con prudencia, sobre todo si estamos solidificando las bases de un proyecto. La carta si sugiere que hay que tener cuidado con el dinero, pero como expliqué antes, esto no quiere decir que nos convirtamos en personas avaras o pichirres. Pero puede despertar el miedo a perder y apagar el ímpetu inicial, haciendo que no haya un progreso verdadero y caigamos en el estancamiento.

Si logramos saltar todas las trampas del tener dinero (es decir, todo lo anterior expuesto), este puede ser un gran momento en la vida. Tenemos suficiente abundancia, salud y prosperidad para no preocuparnos, darnos uno que otro lujo y pasarla bien con los seres queridos. Solo debemos recordar abanicar el fuego de valores como amor, generosidad, alegría y aceptación. Una buena actividad para culminar esta lección es contestar las siguientes preguntas:

1) ¿Cómo relaciono mi valía personal con las posesiones que tengo o mi estatus en la comunidad?
2) Cuáles son mis sentimientos/ideas en relación con el dinero?
3) ¿Qué temo perder

Anuncios