Etiquetas

, , , , ,

Por @virginiaescobar 

Las energías de la tierra se nos explican a través de tres símbolos: El nudo de la Maternidad,  un sigilo de protección contra la negatividad  y la runa Hagalaz. 
El nudo de la maternidad es indiscutiblemente la representación de la madre tierra con sus hijos,  que somos nosotros habitando en su superficie,  es la entrega de la madre con su hijo en un eterno abrazo. 

Por esa razón es que la tierra absorbe las energías de sus hijos que al parecer giran en torno a la negatividad, el odio y pensamientos pesimistas que a la final terminan formando nudos energéticos que acaban en movimientos sísmicos, puesto que de alguna manera debe liberarse.

Hagalaz nos habla del poder de destrucción,  pero también nos dice que aun cuando al principio nos parezca malo o negativo,  se refiere a sucesos imprevistos, después de la tempestad viene la calma y muchas veces cargada de mejores oportunidades. 

Aunque Venezuela aparece marcada por la energía de los movimientos sísmicos para lo que queda de año,  también aparece bendecida por los dioses.

Hay que conectarse nuevamente con la naturaleza y en este caso sobre todo con la Madre Tierra, para amarla, calmarla y bendecirla de modo que podamos convivir en armonía. 

Anuncios