Etiquetas

, , , , , ,

Por @virginiaescobar 

Este 22 de Septiembre, los neo-paganos celebran el equinoccio de otoño, conocido como Mabon en la tradición Wiccana y como dice Alban Elfed (luz sobre las aguas) en la tradición neo-druídica. 

Alba Elfed nos cuenta que es el momento en que se crea de nuevo armonía entre el tiempo de luz y oscuridad: la diosa y el dios, ya más maduros, caminan gentilmente tomados de las manos, disfrutando de los frutos de su creación y preparándose, poco a poco, para el tiempo de regreso al Otro Mundo y eventual renacimiento.
Mabon es el segundo festival de cosecha en la rueda del año, lo que habla de segundas oportunidades y lecciones aprendidas; de cobrar consciencia de que semillas hemos plantado en el pasado que no nos dio frutos y cual se convirtió en esplendida cosecha . También nos habla de la riqueza y generosidad de Madre Naturaleza, que nos ofrece más de una cosecha en nuestras vidas. 

Esto y la idea de segundas oportunidades puede servir de inspiración en esos momentos en que creemos que estamos perdidos y que no podremos lograr nuestros propósitos. Al colocarse en el extremo opuesto del equinoccio de primavera, cuando sembramos las primeras semillas de planes e ideas, el equinoccio de otoño es tiempo de celebrar lo obtenido y agradecer las oportunidades. La cosecha también es tiempo de compartir, no solo con amigos, si no con los más necesitados de la especie que sea. 

Es tiempo de alegría, de comida, de apreciar los frutos de la tierra y de nuestras vidas.

Anuncios