Por @tcarvajal

Terminará el primer semestre de este año con una las configuraciones planetarias más difíciles de manejar, cuando los tres puntos planetarios importantes visiten al signo de Cáncer, y se enfrenten con Plutón, en Capricornio. Tal confluencia energética crea desestabilización e invita a romper con estructuras rígidas, favoreciendo los cambios y estimulando nuevas maneras de llevar las relaciones interpersonales. Durante este lapso Marte estará transitando por Cáncer, propiciando situaciones de impaciencia y rabia contenida, que pueden derivar en problemas de salud, sobre todo, en el sistema digestivo. Es recomendable drenar adecuadamente las emociones hacia acciones creativas.

La Luna Llena del 8 y 9 de julio será el fenómeno que anunciará el desmoronamiento de estructuras (físicas, sociales culturales y espirituales) caducas. Ha comenzado una semana crucial que culminará con un extraordinario alineamiento planetario: Plutón-Luna-Tierra-Marte-Sol. En esa interacción cósmica, el rol de la Luna Llena plutoniana, será determinante para exaltar manifestaciones de descontrol que tienden a mostrar un desmoronamiento de estructuras mentales, emocionales, jurídicas, económicas, sociales, políticas o físicas en los más variados ambientes del planeta. La energía presente indica que la humanidad pasa por un momento de ajustes y reacomodos que deben ser enfocados hacia la insurgencia de una nueva consciencia colectiva.

Sabemos que la Luna, es emoción, regente del signo de Cancer y que estos tránsitos nos afectan recordemos que la energía viaja a una velocidad y nuestra respuesta a estas energías toma un tiempo distinto, el tránsito astrológico pudo haber ya ocurrido pero sus efectos se manifiestan un tiempo después esta confluencia de variedad en las energías planetarias durante el mes de Cáncer hace que todo lo relacionado con el hogar se vea muy movido.

La semana pasada los planetas personales Venus y Mercurio cambiaron de signo. El glamoroso Venus ingres​o​ a Géminis y el mensajero mediador lleg​o​ a Leo invitándonos a observar bien las dos caras de la moneda y evitar confrontaciones, en el punto medio pudiéramos encontrar la respuesta adecuada, estos días pueden ser muy auspiciosos para prepararnos para una montaña rusa emocional que nos  obliguen a adaptarnos a nuevas realidades. Esto implica que podrán existir eventos inesperados que impulsen rupturas (nadie esperara en cambio de casa por cárcel de LL) por lo que es recomendable adaptarse a las nuevas circunstancias.

Por último y no menos importante La Luna y Saturno nos ayudan a integrar las contradicciones (emoción estructurada) así que mucha paciencia para procesarlas. No hay vuelta atrás.

En estos días en lo particular la Luna estará en oposición a Plutón (emociones enfrentadas a cambios en estructuras conocidas) Es importante recordar que una vez que la Luna llega a su plenitud ya comienza el tiempo de mengua es allí comienza un excelente periodo de limpieza y depuración. La importancia de los tránsitos lunares aunque rápidos se basa en su cercanía con nuestro planeta por ende su incidencia energética sobre nosotros se siente con mucho mas vehemencia que la de aquellos puntos planetarios más lejanos de nuestra orbita. Otro punto planetario de importancia y sobre el cual sería interesante voltear nuestra atención es en estos días es el Planeta Marte (regente de Aries quien es visitado por Urano una mezcla un tanto explosiva de rapidez con irreverencia y además muy incómoda esta posición de Marte en un signo de agua como lo es Cáncer).

Anuncios