Etiquetas

, , , ,

Resultado de imagen para venezolanos

@addais

Venezolano, en estos momentos, tu serenidad y aplomo en la toma de decisiones es importante para lo que quieres que suceda en los próximos días. No puedes estar en el fatalismo extremo, ni en el miedo profundo, mucho menos en la evasión. No puedes ser extremadamente optimista ni furibundamente pesimista. Los pueblos, los países no terminan, solo pasan por etapas donde siempre prevalece el sentir de su gente. Aun en los momentos en que no poseen las herramientas necesarias para imponer su voluntad, algo sucede para que el más puro sentimiento sea puesto de manifiesto.

Decir que algo está perdido, en estos instantes no es viable, pues a favor esta la cantidad de personas enmarcadas en el solo pensamiento de bienestar social, de vida y prosperidad. Y esto aunque se vea como una utopía, está en el corazón de la mayoría de los venezolanos, quizás muy escondido, quizás revestido de miedo, pero está presente y hacia allá hay que enfocar los esfuerzos.

No le des más importancia a lo que no lo tiene, no des títulos a quien no lo tiene, no reconozcas lo que sabes que no es verdadero. Tu malestar hacia lo macabro, le ha dado verdadero valor a lo que no vale nada. Si no deseas algo en tu país, comienza a sacarlo de tu corazón. El más grave problema no es lo que te han hecho sino lo que has permitido que te hagan. Cualquier decisión que tomes será para tu aprendizaje y este a veces nos lleva por duros caminos, sin embargo, no es el final, es solo un proceso dentro de la historia y estas inmerso en ella, participando o no, pero estas.

Cada comienzo es un final, y cada final un comienzo. La decisión de unas horas puede ser una vida de muchos años, pero será exactamente lo que tú decidas, resignarte o persistir, cualquiera de las dos ahora será tu consigna. Y si las directrices no son lo que esperabas, cámbialas. Venezuela está llena de líderes y los líderes no son precisamente los que arrean una manada sino los que se unen en una colectividad con un solo propósito pero sin nadie a quien mandar.

Venezuela no es un campo de vacas, sin pensamiento, ni razón. Venezuela es territorio de sabios, es territorio de energía vibrante y es por eso la necesidad de callarlos, de sacarlos de circulación, pues cuando los pueblos levantan la mirada, su alma colectiva deja de obedecer y esto a la minoría que reina en oscuridad, no le conviene porque deja de tener poder.

La oscuridad necesita a la gente que más se siente atraída por ella y casi siempre es aquella que ha permitido que la ignorancia y perversión sea adueñe de su espíritu. La oscuridad no es un abstracto, la oscuridad tiene nombre y apellido y puede que sea muy reconocido, tan reconocido que lo hayamos confundido con la luz blanca, profunda. Se dice que cuando la oscuridad no puede ser más oscura comienza a clarear.

Venezolano, hoy levanta tu espíritu, vuelve a empezar, vuelve a vivir. La ayuda llegara en el mismo instante en que te empieces a ayudar. Llegará en el mismo instante en que no te sientes a esperar, en ese instante en que comiences a creer en ti. Y recuerda si tomaste una decisión, mantenla hasta siempre, hasta que se manifieste. No te cambies por migajas, no te vendas por un poco menos que nada. Llénate de información oportuna y actúa por convicción. Ahora es tu tiempo de ser verdadero contigo mismo. Ha sido necesario llevarte a extremos para que al fin reconozcas quien eres. No era necesario pero tus acciones pasadas hasta aquí te trajeron y ahora no es tiempo de quejas, pues ya sabes que eso no te ha servido de nada, solo ha fortalecido a lo que tanto adversabas. Venezolano, una vez más, tú y tu entorno te está llamando a ocupar tu sitial. No huyas de tu verdad. Venezuela, tu casa bonita de puertas abiertas sigue esperando por ti. No la abandones, ni en pensamiento, ni en sentimiento, ni en palabra, ni en acción. Venezolano, atrévete a vivir. @addais

Anuncios