Etiquetas

, , , , ,

Resultado de imagen para venezolanos

@addais Venezolanos de todas las latitudes, con mucha preocupación se observa que se ha desatado un síndrome de desesperación extrema, donde cada quien se dice y se contradice. Primeramente vamos a poner orden en nosotros mismos, los pasos que hemos dado hasta ahora como ciudadanos deben ser revisados para seguir adelante. Les vuelvo a repetir, cada venezolano tiene su papel y eso comienza desde el mismo momento en que nos levantamos de la cama. Si estamos viendo confusiones, cortinas de humo o traiciones, algo dentro de nosotros esta en el mismo sentido, de otra forma, no lo veríamos. Es duro reconocerlo, pero necesario. En la primera persona que debes confiar es en ti mismo, Venezolano. Como te estas desenvolviendo? El trabajo de ciudadano no termina en una consulta o en un simulacro, esto es solo parte de todo un proceso de toda tu vida en tu aspecto colectivo e integrante de una nación. El día a día es lo que hace un país y por eso, antes de vociferar o llenarte de tanta información, revisa si tus acciones son de buen ciudadano, porque eso sera lo que construirá la nueva Venezuela. La grandes corrupciones, las acciones de una dirigencia, etc, etc, no están bajo tu control directo, pero si bajo tu proyección y aunque entre tanto desbarajuste y carreras del momento, cueste creerlo y tomarlo en serio, es así. Tu compromiso como pieza fundamental de Venezuela es realizar acciones consonas con lo que deseas para el pais. Así que muchas cosas tendrán que cambiar, incluso aquellas que son indispensables para tu vida, es parte de este movimiento cambiante. Si observamos detalladamente, fíjate bien lo que ves tanto en redes como en los medios de comunicación, eso sin contar con lo que e ve en las calles. que observas? Degeneración, degradación, etc, pues bien como la combates desde donde estas? Criticando, enjuiciando?, no, lo combates dando tu ejemplo. Si estas observando gentes que supuestamente te representaran como país que hablan de una manera incorrecta, comienza tu a hablar como se debe, ya no hay excusas de que eres un ciudadano de a pie, común y corriente, este concepto se acabo para todos. Ha sido un gran error, considerarnos que, como somos del montón, podemos hablar groseramente, sin educación, comportarnos groseramente y sin educación y por allí nos vamos.

Esto también tiene que cambiar. Si queremos acabar con la mentira, debemos dejar de mentir. Si queremos acabar con la injusticia, debemos actuar con justicia, en todo momento y lugar, aunque el miedo este muy presente. Si queremos acabar con la corrupción, tenemos que apartarnos de ella. Si queremos acabar con la pobreza, debemos dejar de ser pobres y esto no solo se trata de dinero, sino de actitud. Ningún venezolano es pobre y por esa razón, una y otra vez, nos los inculcan de cualquier manera, hasta que lo creemos y lo ponemos en practica. El no tener un insumo u otro bien, no es cuestión de pobreza, es cuestión de actitud. Se que inmediatamente salta la imagen de la gente comiendo de la basura y ect, ect, pero eso es un reflejo espejo de quien lo ve y un reflejo de lo que hemos logrado como país, tanto para el que ejecuta la acción como para el que la observa. Todo un caso digno de análisis, sin embargo, no es lo que creemos desde nuestro impulso visceral, quizás sea tema para tratar en unitario. No obstante, retomando , podemos constatar que la escasez reinante en Venezuela, no es una cuestión de pobreza sino de actitud. Lo hemos podido comprobar una y otra vez, en cada rincón , cuando alguien necesita algo y siempre aparece una mano generosa que contribuye. Allí es menester, preguntarse en verdad somos pobres? Tanto el que recibe como el que da no es pobre, porque de otra forma no se manifestaría. Es importante que entendamos esto, para avanzar. El movimiento se da cuando nos unamos y cambiemos nuestra forma de actuar.

Entramos en otra etapa, donde las palabras necesariamente tiene que volverse acciones, no hay otra alternativa y esas acciones tienen que ser objetivas, allí donde te encuentras, en tu trabajo, en tu hogar, en tu comunidad.

Venezolano, ya no eres el de antes, eres la nueva Venezuela y en ella no cabe la pasividad, el recibir sin dar, ni el tener sin hacer. @addais

Anuncios