Etiquetas

, , , , , , , , , , , ,

Según relatos de la mitología nórdica, todo empieza con una travesura de Loki, quien de manera sigilosa fue y le cortó el cabello a Sif, esposa de Thor. Cuando el Dios del trueno y la lluvia se enteró estuvo a punto de romper todos y cada uno de los huesos de Loki, sino es porque éste le juró que de esa manera conseguiría que a Sif le creciera pelos de oro. De esa manera, logró calmar a Loki y satisfacer a Odín y Freyr por tal osadía.

Loki para mantener su promesa, fue en busca de unos elfos oscuros, conocidos como los hijos de Ivaldi, quienes eran reconocidos como los mejores artesanos, para que le fabricaran los cabellos de oro a Sif, así como otros grandes presentes para Odín y Freyr.

Los hermanos Brokkr y Sindri hijos de Ivaldi aceptaron el reto y usaron piel de jabalí para la ofrenda a Freyr, oro para la ofrenda a Odín e hierro para Thor.

Finalmente Brokkr presentó sus regalos. A Odín le dió Draupnir, un anillo de oro donde cada noche surgirían ocho anillos más del mismo valor. A Freyr le regaló  Gullinbursti, un verraco que podía correr por el aire y por el mar más rápido que cualquier otro animal e iluminar cualquier lugar por muy oscuro que fuera. Por último, a Thor le regaló Mjöllnir, fabricado por los Nibelungos, un grupo de gnomos artesanos, consistía en un poderoso martillo, con el que podría golpear con tanta fuerza como se quisiera, lanzado a cualquier objetivo sin errar, y que siempre volvería a su mano a manera de bumeran.

Los Dioses decidieron que Mjöllnir, el poderoso martillo de Thor,  era el mejor de todos los regalos, ya que les valdría para defenderse de los Hrímþursar, conocidos como los Gigantes de la escarcha.

Anuncios